Argelia (D´janet) (Foto: R.M.Paraíso)

DESIERTO

         Amo a la mar, mi segundo amor, pero no puedo vivir sin el desierto. El nuestro fue un noviazgo difícil. Fue un amor a primera vista, un flechazo, pero la vida nos apartó. Después, años más tarde, el Destino nos reunió de nuevo. Desde entonces somos inseparables. Él me mostró su desnudez, su silencio, sus estrellas y, sobre todo, su gente. Y recorrí el Sahara, definitivamente enamorado. Después llegaron otros desiertos, los de piedra roja, negra y azul y los de sal. No es cierto que estén vacíos. Allí, los pensamientos hacen sombra...

Libia, con Blanca y el “submarino amarillo” (Foto: Iván Benítez)

 

Túnez

 

Argelia (D´jerat) (Foto: R.M.Paraíso)

 

Sur de Argelia (Foto: R.M.Paraíso)

 

Desierto de piedra (Foto: R.M.Paraíso)

Argelia (Tinduf)  (Foto: Iván Benítez)

  

  

  

 

© www.jjbenitez.com