DJANET (ARGELIA)

     Fue en la cuarta expedición al desierto argelino del Tassili cuando me decidí a preguntar su nombre. Nada había cambiado en aquella luminosa mañana de noviembre de 2007. Él se hallaba en el mismo lugar, en uno de los barrios de Djanet, y haciendo lo que le había visto hacer en las anteriores oportunidades: sentado en el suelo y dedicado, con todo su afán, a frotar la tierra con sendas botellas de plástico. Esa era su tarea fundamental, a lo largo de horas y horas.  Cuando las botellas de agua quedaban rotas, alguien las reponía, y vuelta a empezar. Adiviné que padecía algún tipo de trastorno mental. Se llama Mohtar y tiene 27 años. Siempre, toda su vida, de sol a sol, ha hecho lo mismo: raspar la tierra con una botella de plástico en cada mano. Es lo que yo llamo un “contrato duro”...

Fotos: B.R.

 

     www.jjbenitez.com ©