(Fotos: Iván Benítez).

TIBERÍADES

          Hay un oleaje breve, tímido, dulce. Seguramente porque Él pasó por allí…

          Hay azules reposados. Seguramente porque Él pasó por allí….

          Hay un silencio casi de puntillas. Seguramente por Él pasó por allí…

          Hay playas de caracolillos negros, blancos y amarillos, dóciles. Seguramente desde que Él pasó por allí…

          Hay cantos rodados llegados de lejos. Seguramente para verle pasar….

          Yo también me asomé al mar de Tiberíades, por si le veía pasar….

 

 

 

 

© www.jjbenitez.com