(Fotos: Fernando Múgica)

LETICIA

Visité la Amazonía, en Colombia, en 1975. Fue mi primer encuentro con el padre Amazonas. Quedé deslumbrado. Es el único río del mundo cuya segunda orilla no es visible. Los yaguas y los ticunas me enseñaron a pescar y, sobre todo, a oírme por dentro.

 

  

 

© www.jjbenitez.com