Foto: J.J. Benítez.

EL BAOBAB

     Lo descubrí en plena sabana africana.

     Me aproximé con cautela, lo fotografié en silencio, para no espantarlo, y lo contemplé maravillado. ¡Qué espectáculo!

     Era un baobab espléndido, de 14 metros de circunferencia.

     Después, al revelar la diapositiva, aparecieron ellos. ¿Cómo pudo ser? ¡Qué misterio!

 

© www.jjbenitez.com