Foto: J.J. Benítez.

DESIERTO SAHARIANO

     Pues sí. Andaba yo en aquel entonces buscando unas botas que relucieran al sol. Y fui a encontrarlas en el fin del mundo, en pleno desierto sahariano. Nunca se sabe lo que te depara el Destino…

     Jamás he vuelto a ver una cosa semejante…

 

© www.jjbenitez.com