(Fotos: Fernando Jiménez del Oso)

BUENOS AIRES

     Se trata de otra superchería, con seguridad.

     En Buenos Aires se halla depositado el “bastón de mando”, una pieza de piedra que –según los iniciados (?)– otorga poder a quien lo posee. Hitler se cansó de buscarlo.

     Yo lo tuve en mis manos y aquí sigo, sin el menor poder. ¿Y qué haría yo con poder?

 

© www.jjbenitez.com