SOBRE LA MUERTE

●  No recéis por mi. Cuando muera, por favor, reíd por mí. Reíd porque, al fin, seré libre.

●  Llegué en silencio, y así quiero partir, de la mano del silencio.

●  No quiero lágrimas cuando muera. Morir no es tan terrible. La tristeza es para el que no sabe.

●  No me digáis adiós. Eso sí es morir. Prefiero “hasta luego”.

●  Si descubres que vas a morir, continúa con lo que llevas entre manos.

●  Morir es tan íntimo como pensar.

●  Traumatiza más la muerte colectiva que la propia muerte.

     

Indonesia (Foto: Iván Benítez)

 Nairobi

●  El amor no se extingue con la muerte.

●  Cuando llegue la muerte sólo te autorizarán una maleta: la de los recuerdos.

●  Es preciso: morir es personal.

●  La muerte es una puerta por la que sólo cabemos de uno en uno.

●  Vivir requiere voluntad; saber morir, sabiduría.

●  Morir es cuestión de tiempo. Saber vivir es lo contrario.

●  Nadie pedirá cuentas tras la muerte. No vivimos para eso.

●  La muerte es trágica para los que se quedan.

●  Ahora que empezaba a entender, tengo que despedirme.

    

 

Libia (Foto: Iván Benítez)

●  Ni siquiera los muertos tienen todas las respuestas. Sería terrible.

●  Con los vivos se habla de vez en cuando; con los muertos, constantemente.

●  Para algunos, Australia está más lejos que la muerte.

●  ¿Hay algo peor que no temer a la muerte?: desearla.

●  Aprender a morir es muy saludable.

●  Mis amigos no mueren; se diluyen sus defectos.

●  La muerte es un simple problema de distancia.

●  Aprende a tocar ahora, antes de la muerte.


 

© www.jjbenitez.com