SOBRE EL AGUA

Un día, el agua hizo acto de presencia en mi vida, y me hizo pensar cosas como éstas:

Dios delega en el agua

Nadie, ni en un billón de años, hubiera podido inventar algo tan simple, tan bello y tan sublime como el agua

El agua no es nuestra servidora, aunque nosotros la esclavicemos

El agua piensa cristalinamente. Somos nosotros quienes la enturbiamos

El agua procede de los cielos

El agua sabe quién tiene delante

Jesús de Nazaret no se sumergió en el agua porque sí

El agua no responde a las injurias

El agua no tiene dueño. La prueba es que se escurre entre los dedos de los pobres y de los ricos

Deberíamos arrodillarnos ante un prodigio como el agua

Sin agua no seríamos

He conocido aguas saltarinas, recién llegadas; aguas mansas, porque saben, y aguas que desembocan; es decir, entregadas

Está claro que el agua es un espía. La cuestión es: ¿para quién trabaja?

Los hombres cometen sacrilegio al fabricar agua pesada

Si conociéramos el alma del agua no la dejaríamos escapar

Bendecir el agua es un insulto a la inteligencia del agua

Es el agua quien nos observa a nosotros

El espíritu no necesita del agua porque comprendió, al fin

El agua es la viva demostración de la existencia del amor líquido

El agua se encharca, sólo si la obligan

Algún día nadaremos en la luz

Los delfines no viven en el agua por casualidad

Hasta la luz cambia el paso cuando atraviesa el agua

El agua riela a medias con la luna

El agua es un ser vivo al que hacemos perrerías

Nos refugiamos en el agua para encontrarnos con nosotros mismos

En el placer nos humedecemos

Las lágrimas son sentimientos hechos agua

Las lágrimas (el agua) no son esféricas por casualidad

El agua refleja por pura coquetería

El hielo mata la vida; por eso el agua lo evita

El agua mata cuando no tiene más remedio

El agua empieza a ser un gran placer cuando no está

El agua viste de turquesa en vacaciones

El agua hace ondas porque, al principio, quiso ser música

Si no bebemos agua morimos. ¿Quién es ese personaje tan importante?

Dicen que el agua se suicida en las cataratas. Yo no lo creo

Respirar bajo el agua sería conocer sus secretos

Los peces saben quién es el agua, por eso no hablan

Al agua le encanta llegar despacio; por eso nieva

La profundidad marina no es culpa del agua

Los poetas no saben humedecer las palabras

La lluvia en el corazón no moja

El agua se esconde bajo tierra para evitar la voracidad humana

El agua lo pone todo verde. ¿Quién puede hacer lo mismo?

Primero fue el agua; después la vida

El verdadero nombre del agua es disolvente, pero Dios lo cambió: tenía demasiadas consonantes

El agua navega en los icebergs por romanticismo

El agua busca las Himalayas para perpetuarse

¿Existe algo más triste que el agua embotellada?

El hombre es tan vil que encarcela al agua en cubitos de hielo

Las fuentes cantan porque no saben qué es la llanura

El agua no regresa al manantial por pereza

Cuando Dios extiende los dedos aparecen los rayos, la lluvia comprende y se deja caer

Es fácil imaginar en mitad del agua

El agua transmite mensajes secretos en la geometría de los copos de nieve

En el horizonte marino, el agua es cómplice de cada atardecer

La niebla es agua disfrazada

El agua no toca: acaricia

En la tormenta, el agua se pone negra de furia

Los carámbanos son agua presumida

De los sueños nadie despierta mojado. ¿Por qué?

En el diluvio, el agua sólo cumplió órdenes

El cero absoluto es la eternidad del agua

La naturaleza contiene agua, a sabiendas de Dios

En el desierto, el agua prefiere el primer piso del cactus

El agua sabe si está en presencia del odio o del amor

El agua no sabe si el cristal es de la familia

En las cavernas, el agua gotea por curiosidad

El iceberg es agua que no sabe que flota

Las ondas, en el agua, son un S.O.S.: “Algo o alguien acaba de hundirse…”

Disfrutemos del agua. El no tiempo es muy seco

En la oscuridad, el agua ve exactamente igual que en la luz

En realidad no es el agua quien truena; sería incapaz

Los niños chapotean en los charcos porque no tienen conocimiento

El amor de la luna por el agua se remonta a tiempos inmemoriales

El agua se evapora para huir, no por otra razón

Lloremos ahora cuanto podamos; los ángeles lo tienen prohibido

El agua se deja pintar, según quién y según cómo

Las aguas negras cumplen condena

El fuego fue creado en una ausencia del agua

H²O son el nombre y apellido del agua, pero en la Tierra

No comprendo por qué el agua es tan feliz en las cuevas

En la ingravidez, el agua juega a ser esférica

El arco iris es agua vestida de domingo

A veces me pregunto: ¿sufrirá el agua cuando hierve?

El agua embalsada es la más paciente del mundo

En realidad, el agua nunca se va

El rocío de la mañana son ángeles en miniatura

La tibieza es una especie de limbo

El agua habla muchas lenguas: el rumor de las fuentes, el repiqueteo de la lluvia, el crujir de la nieve, el batir del oleaje, el bramido de la catarata, el siseo de la espuma marina y el gotear de la estalactita, entre otras

Evidentemente, la mujer no trata al agua como lo hace el hombre

El agua pierde oro en los ríos

Agua y luz son socios en el milagro de la función clorofílica

Las mareas son las hijas hippies del agua

El agua se deja pulverizar por amor

El agua medita en la clausura de los acuíferos

La mar es una madre que mece o mata

¿Qué discurre más rápido: el agua o el tiempo?

El agua jamás cometería el atrevimiento de convertirse en vino

El agua desnuda sus sentimientos en las cascadas

 

© www.jjbenitez.com