(Fotos: Iván Benítez)

Sobre la guerra

Deber, honor y patria, según…

¿Qué diferencia hay entre un asesino en serie y un general?

La inteligencia militar es un insulto a la inteligencia.

La victoria final es un absurdo.

¿Hay virtudes militares?

Según los militares, matar a millones de seres humanos puede ser una genialidad.

El mundo prosperará cuando sepa prescindir de las castas guerreras.

Muy pocas naciones han renunciado a los ejércitos: verdaderamente, el ser humano aún gatea.

La guerra, en sí, es una enormidad criminal.

Si la guerra dispone de leyes es que somos peores de lo que imaginaba.

¿Justicia militar? ¡Qué  absurdo!

La dignidad castrense va contra la dignidad humana.

¿Hay algo más cruel que la fe de un soldado?

Hiroshima y Nagasaki fueron otro holocausto (consentido).

Truman fue tan asesino como Hitler.

A veces, cuando éramos estúpidos, soñábamos con la guerra.

Los conquistadores son la vergüenza de la inteligencia.

Hablar del arte de la guerra es despreciar el arte.

Algunos, a las guerras, las llaman cruzadas.

La guerra es fuente de inspiración para los que nunca combatieron.

¿Cómo puede un militar entrenarse moralmente?

Honor y carrera militar son contradictorios.

¿Desde cuando la muerte en batalla reporta honor?

Las causas primarias de las guerras quedan olvidadas por las victorias.

Si un militar estuviera contra la guerra es que ha trascendido la oscuridad.

Guerra y ética son irreconciliables.

Hablar de la fortaleza moral en la batalla, cuando menos, es cínico.

Con la guerra no se gana nada que no se tuviera, y se pierde todo lo que se tenía.

Ninguna guerra es santa.

Si los generales contemplaran el firmamento con el corazón no habría más guerras.

La guerra lo ensucia todo, empezando por la mirada.

Me repugna lo que llaman moral combativa.

Tras una guerra no hay vencedores.

La guerra cansa antes de empezar.

No sé de ninguna guerra que haya contribuido a la justicia, y mucho menos a la paz.

El mejor guerrero es el que no sabe guerrear.

La guerra es la peor de las amnesias.

La guerra no enriquece el acervo humano; sólo lo llena de rapacidad.

Sólo los muertos presencian el término de la guerra (según Platón); pues yo os  digo que ni eso…

El soldado no es la manifestación más noble de la humanidad; en todo caso, su cara más oscura.

El camino hacia la luz no pasa por la guerra.

No hay viejos soldados, sólo viejos desconcertados.

 

© www.jjbenitez.com