Miguel Urbieta, buzo. (Foto: Fernando Múgica)

417 CAJAS

    El 5 de octubre de 1804 se produjo un enfrentamiento entre buques españoles e ingleses. Lugar: las costas portuguesas del Algarve. En esa refriega resultó alcanzado y hundido el buque español Nuestra Señora de las Mercedes, que transportaba 17 toneladas de oro y plata, procedente, al parecer, de Montevideo. Con el Mercedes navegaban otros navíos españoles. El Clara, el Medea y el Fama se rindieron. Un quinto buque, que no fue identificado, logró huir. Se sospecha que terminó perdiéndose en el Golfo de Vizcaya, como consecuencia de una galerna. Se rumoreó que transportaba 417 cajas de hierro, con un inmenso tesoro colonial. En junio de 1972, dos buzos declararon haber hallado los restos de un navío en las proximidades del rompeolas de Las Arenas, en Vizcaya (España). El galeón contenía más de 400 cajas de hierro, herméticamente selladas.

 

P.D.- Nadie prestó atención a la declaración de los buzos.

Los hermanos Luis (izquierda) y Miguel Urbieta, en uno de los descensos en la ría de Bilbao. (Foto: Fernando Múgica)

“El galeón hundido contiene un gran tesoro, pero nadie parece tener interés”, declaró Miguel Urbieta. (Foto: Fernando Múgica)

“El barco hundido se encuentra a 100 ó 200 metros del rompeolas de Las Arenas”. (foto: Fernando Múgica)

 

© www.jjbenitez.com