De izquierda a derecha, Tony Blair, Bush y Aznar: consintieron una guerra en la que perdieron la vida 659.735 personas. Y se fueron de rositas…

Y SE FUERON DE ROSITAS...

     En marzo de 2003 dio comienzo la guerra de Irak. Finalizó el 19 de agosto de 2010.

     Pues bien, en esos siete años, la Corte Internacional de Justicia (también conocida como Tribunal Internacional de La Haya), principal órgano judicial de la ONU, recibió más de 200.000 telegramas y comunicaciones, solicitando el procesamiento de los ex presidentes George Bush, Tony Blair y José M. Aznar.

     Los citados políticos, como se recordará, decidieron que la invasión militar de Irak estaba justificada, ante la amenaza de armas de destrucción masiva, acumuladas por Sadam Husein. El ataque no contó con el apoyo de Naciones Unidas.

     En esos siete años de conflicto se registraron:

     654.965 iraquíes muertos (según otras encuestas, el número de víctimas iraquíes fue de 1.220.580).

     800.000 heridos.

     ● 4.770 muertos entre los soldados de la Coalición.

     32.049 heridos militares.

     ● Dos millones de desplazados.

     ● 13.500 millones de dólares de gasto al mes.

     Ninguno de los ex presidentes será juzgado por crímenes contra la humanidad dado que el procedimiento judicial del Tribunal de la Haya sólo contempla la acción de un Estado como demandante.

 

P.D.- Estados Unidos se retiró de la jurisdicción del Tribunal Internacional de la Haya en 1984, cuando la Corte obligó a USA a cesar y abstenerse del uso de la fuerza ilegal contra el gobierno de Nicaragua.

P.D.(2).- Respuesta de Bush al conocer las acusaciones de magnicidio: “Yo no quería usar la fuerza…” 

 

© www.jjbenitez.com