“Nuestros estudios –dice el profesor Miquel-, realizados en cultivos de células y en insectos y mamíferos “in vivo” sugieren que el talón de Aquiles del organismo humano no son las células que gozan de la capacidad de división sino aquellas, cuyo prototipo es la neurona, que han perdido la capacidad proliferativa, y que debido a su elevado consumo de oxígeno en los mitocondrias, sufren una desorganización preoxidativa” (Gentileza del Dr. Miquel)

EL OXÍGENO DA LA VIDA... Y LA QUITA

     Al nacer, los científicos conocerán los años de vida de cada ser humano. El descubrimiento -que tendrá lugar a medio o largo plazo- se basa en los hallazgos de Minot (1907), Warburg (1955), Gerschman (1962), Harman (1965) y Miquel (1980): “El oxígeno es la causa de la diferenciación celular. La diferenciación celular es la causa del envejecimiento. La toxicidad del oxígeno es la causa del envejecimiento. Los radicales libres (R-OH) son la causa del envejecimiento. El ataque por R-OH al ADN mitocondrial es la causa del envejecimiento de las células diferenciadas”.

     En otras palabras: la genética persigue hallar la capacidad de “resistencia” del genoma mitocondrial (mtADN) al ataque de los radicales libres. Conociendo esa capacidad se sabrá la posibilidad de años de vida.

 

P.D.- Según el Dr. Miquel, el genoma mitocondrial juega un papel esencial en el envejecimiento celular. El mtADN regula la síntesis de varias proteínas hidrofóbicas de la membrana interna que son componentes esenciales de los citocromos, citricromooxidasa y ATPasa.

P.D. (2).- Resulta asombroso: el oxígeno, que da la vida, es el que la quita…

 

En el diagrama, situación del ADN (genoma mitocondrial) cerca del sistema generador de radicales libres en las cristas del organelo. (Cortesía del Dr. Miquel)

 

Microfotografía del cerebelo. La flecha señala la acumulación de lípidos en las mitocondrias de las neuronas. (Cortesía del Dr. Miquel)

 

Los fenoles y derivados del azufre reducido juegan un papel clave en la defensa del organismo contra las peroxidaciones incontroladas. (Cortesía del Dr. Miquel)

 

© www.jjbenitez.com