El astrofísico Boris Rodiónov, mostrando una de las imágenes de "Europa" (foto: Blanca).

RODIÓNOV

     En marzo de 1998 visité en su casa, en Moscú, al astrofísico Boris Ustínovich Rodiónov, catedrático de Microfísica y Cosmofísica en el Instituto Estatal de Ingeniería Física de la capital rusa. Rodiónov defiende que en "Europa", una de las 16 lunas de Júpiter, habita una civilización antiquísima, muy superior a la nuestra, tanto por edad como por conocimientos técnicos y científicos. a finales de 1996, la sonda norteamericana "Galileo" empezó a aproximarse a "Europa" e inició una fascinante transmisión de imágenes: más de 50.000. Pues bien, NASA, desconcertada antes muchas de esas fotografías, solicitó información y ayuda a diferentes centros científicos del mundo. Uno de los científicos que respondió a Goldin, director de NASA en aquel tiempo, fue Rodiónov. He aquí el contenido de su carta:

     "Estimado Sr. Goldin:

     Me apresuro a poner en su conocimiento que el esfuerzo llevado a cabo por los especialistas de la NASA en la investigación espacial puede haber conducido al descubrimiento de una civilización extraterrestre.

 

Gigantescos túneles cruzan la superficie de "Europa", una de las lunas de Júpiter. (Foto: gentileza de Rodiónov).

     Estudiando las filmaciones de una de las lunas de Júpiter -Europa- realizadas por la sonda "Galileo", he descubierto que toda la superficie del planeta se presenta como una red de "tubos" en múltiples niveles, cubierta de hielo y nieve. Tanto la estructura general de esta gigante envoltura tecnológica como algunos elementos aislados libres de hielo nos hablan de una complejidad inaccesible a nosotros, los habitantes de la Tierra. Este sistema planetario (cósmico) de comunicaciones recuerda más que nada a un organismo vivo. Y prueba de que está vivo y activo son los numerosos elementos del paisaje "europeo": junto a algunas construcciones "cálidas" se aprecian capas recientes de hielo brillante que aún no ha sido cubierto por la nieve ni dañado por meteoritos. Cerca de algunas "líneas templadas" -surcos kilométricos sobre el hielo- los detalles del paisaje se difuminan, se enturbian, probablemente por acción del vapor. Por consiguiente, estas "líneas" tienen su efecto. Muchas cavidades ("grietas", "cráteres") no están cubiertas de nieve y en ellas se ven a menudo casquetes esféricos de unos 100 metros de diámetro que a veces brillan al sol como si la pulimentada superficie acabara de ser limpiada de nieve. Al lado pueden encontrarse iguales casquetes, pero tapados por la nieve, opacos. En las imágenes ampliadas vemos en algunos puntos perfectas esferas de unos 100 metros de diámetro que no parecen hundirse en el hielo, recordando más bien a un globo recién aterrizado en algún lugar de la Antártida (foto Galileo P-48524, 48532).

Europa. Showing its flat surface.

     Por lo que todo apunta a que bajo ese "escudo" de hielo que protege de los meteoritos y de los fuertes cinturones de radiación de Júpiter, existe en Europa una civilización activa de escala planetaria. Algunos de los "tubos" actúan seguramente como túneles de transporte y deben formar parte de uno red de comunicaciones; estimo que el diámetro oscila entre los 10 y 20 metros.

     En la imagen P-48227, aumentada al máximo, se ven claramente lenguas de hielo de más de 100 metros que parten de los tubos, siendo especialmente grandes allí donde se cruzan un tubo situado a un nivel horizontal superior con otro más inferior que bloquea el flujo cálido procedente del subsuelo. Es decir, parece tratarse de túneles de comunicación construidos a distintos niveles, con complejas terminales, juntas e intersecciones. El relieve de la superficie demuestra que es una red enormemente compleja y que se encuentran en ella "crestas de hielo", enormes diques entre los tubos paralelos y aberturas o fosos entre ellos. Por la regularidad y simetría en la disposición de los "tubos" a distintos niveles y la acción de los flujos térmicos y gaseosos del subsuelo sobre el hielo, podemos ver fosos y orificios perfectamente circulares o de la forma más caprichosa que, a menudo, se extienden regularmente a lo largo de hileras kilométricas. Asimismo, se observan guirnaldas de puentes entre los "tubos" tendidos horizontalmente y una serie de gigantescos carámbanos verticales que penden de ellos y se extienden sobre y bajo la superficie...".

     Rodiónov me recibió con exquisita hospitalidad y hablamos y hablamos...

(Continuará)

 

Europa from 1.2 million km.

 

Europa´s Mysterious "Cracked Eggshell" surface

 

Shot of Europa showing its flat surface.

 

 Europa from 150,000 miles.

 

Voyager´s flights to Jupiter.

 

 Jupiter, Io, and Europa from 20 millon km.

 

Satellite Diameters Compared


 

© www.jjbenitez.com