Ordenadores CDC 3300 y Datacraft 6024/4, con los que fue captada la secuencia numérica (Foto: Fernando Múgica).

SÍ HUBO RESPUESTA

Prometí guardar el secreto, y lo he hecho.

Han transcurrido casi 40 años...

Entiendo que he quedado liberado de aquella promesa. Probablemente, la persona que me lo reveló ha muerto.

Ocurrió en 1975, en mi primera visita al Radio-telescopio de la Universidad de Cornell, en Arecibo (Puerto Rico).

Con una altura equivalente a 50 pisos, la plataforma triangular de 600 toneladas del telescopio de Arecibo lleva antenas que pueden recibir señales. radioeléctricas procedentes de puntos muy lejanos en el universo (Gentileza de la Universidad de Cornell).


Uno de los altos funcionarios -tras hablar largamente sobre el asunto extraterrestre- me mostró una secuencia numérica, "recibida del espacio exterior", según palabras textuales. No aclaró más.

Y me permitió anotarla:

"5 1 8 7 2 0 2 7 4 3 7 3 1"

Se repetía constantemente. La transmisión (?) se prolongó durante 21 horas.

No hubo más explicaciones. Nadie conocía el significado o, si lo sabían, no me lo dijeron.

Un total de 38.778 paneles cubren la superficie del reflector del telescopio de Arecibo. (Foto: Fernando Múgica).

Era una comunicación inteligente; de eso no había duda.

Que yo sepa, la secuencia fue conocida por los siguientes funcionarios de la Universidad de Cornell:

Drake, Bartell, Craft, Dyce, Zamora y Criscuolo.

P.D.- En esos momentos, el telescopio podía detectar 100.000 fuentes radioeléctricas procedentes del cosmos.

P.D(2).- El programa SETI miente.

 

Los operarios de Arecibo caminan sobre la superficie de aluminio con unas suelas especiales que reparten el peso (Gentileza de la Universidad de Cornell).

 

Visión nocturna del radiotelescopio de Arecibo. La pasarela iluminada alcanza los 700 pies. (Gentileza de la Universidad de Cornell).

 

Un láser montado sobre la plataforma triangular puede explorar todo el firmamento en una sola noche. (Foto: Fernando Múgica).

 

Rey Medina, jefe de Prensa del radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, con J.J.Benítez, en 1975. (Foto: Fernando Múgica).

© www.jjbenitez.com