SUICIDADOS

     En mis archivos figura una singular y triste lista, que me resisto a olvidar. En los últimos cincuenta años, según mis cálculos, han sido más de diez los investigadores o estudiosos del fenómeno OVNI que han muerto en circunstancias extrañas. Es posible que hayan sido bastantes más y que algunos, incluso, hayamos logrado salir adelante…

     Ejemplos:

     1.- En 1966, el célebre escritor del fenómeno de los no identificados, Frank Edwards, también conocido como el Don Quijote de la Ufología USA, fue encontrado muerto en la habitación de su hotel. Poco antes había prometido hacer pública una importante noticia sobre los ovnis. Oficialmente falleció de un infarto.

     2.- Edward J. Ruppelt, oficial de Informaciones de la USAF, miembro de la dirección de Tecnología Extranjera de Wrigth-Field, y director del proyecto ”Libro Azul”, dedicado a la investigación OVNI, murió igualmente de un ataque al corazón. En su libro “Reporto on UFO” Ruppelt denunció el control de la CIA sobre los ovnis desde 1953. Poco antes de fallecer había facilitado documentos OVNI secretos al también investigador Donald E. Keyhoe. Oficialmente murió de un infarto.

     3.- James Forrestal, secretario de Defensa de Estados Unidos, impulsor del proyecto SING, para la investigación OVNI (1947), se arrojó por una ventana. Por sus manos había pasado una importante documentación OVNI, en poder de las Fuerzas Aéreas Norteamericanas. Oficialmente, se suicidó.

     4.- Wielberth B. Smith, director del proyecto “Magnet”, similar al SING norteamericano, murió en Canadá a los cincuenta y dos años. Manejaba información secreta OVNI de todo Canadá. Oficialmente murió de un ataque al corazón.

     5.- Morris K. Jessup, astrofísico e investigador ovni norteamericano, fue hallado muerto en el interior de su vehículo, en Florida. Se disponía a visitar a un amigo al que deseaba mostrar documentos OVNI confidenciales. Una manguera conectada al tubo de escape había conducido los gases tóxicos al interior del automóvil. La documentación OVNI desapareció. Oficialmente, Jessup se suicidó.

     6.- Richard Turner, joven investigador británico, autor de un importante estudio sobre ovnis submarinos, presidente del grupo de investigación OVNI de la Universidad de Cambridge, falleció tras una breve enfermedad. Oficialmente murió de cáncer.

     7.- El general francés Ailleret, reconocido como un as de la aviación, murió en 1968 en accidente aéreo. Ailleret era Jefe del Estado Mayor francés. Cuatro días antes de su muerte había anunciado públicamente que se disponía a crear una comisión oficial para el estudio OVNI. Nadie explicó satisfactoriamente por qué hizo girar su aparato hacia la ladera de una montaña.

     8.- También en 1968 murió el doctor Olavo Fontes, uno de los más prestigiosos investigadores  del fenómeno OVNI en Brasil. Oficialmente falleció de cáncer.

     9.- Tras la publicación de su libro sobre los ovnis, en el que apuntaba las maquinaciones de los servicios de Inteligencia para ocultar la verdad, el físico Charles A. Maney, del Defiance College, de Ohio, murió a consecuencia de un infarto. Su segundo libro nunca vio la luz pública.

     10.- James MacDonald, reconocido científico e investigador, tuvo la osadía de elevar el asunto OVNI a las Naciones Unidas. El 13 de junio de 1971 fue encontrado muerto en el desierto de Arizona con un balazo en la cabeza. Oficialmente se suicidó.

 

© www.jjbenitez.com