Eugenio Martín Rubio propinó una bofetada a Manuel Toharia.

LA BOFETADA

     Supe de la bofetada de Eugenio Martín Rubio a Manuel Toharia hace mucho, pero fue en 2003 cuando lo confirmé, primero de puño y letra del que fuera hombre del tiempo en Televisión Española y, posteriormente, en una entrevista personal.  Martín Rubio recordaba muy bien lo sucedido:

    – Sí, yo le propiné una bofetada a ese sujeto porque se la merecía. Verás. Yo hacía el tiempo en TVE. Y en 1974 nombraron a Juan Luís Cebrián jefe de los servicios informativos. Pues bien, ahí empezó todo. Yo era falangista y a Cebrián eso no le gustaba, aunque su padre fue director del diario Arriba, órgano oficial de Falange Española.  La cuestión es que me exigió que presentara el tiempo en un máximo de treinta segundos; algo absurdo, como puedes imaginar.

Y en esa época apareció el señor Toharia. Le interesaba la Meteorología, me preguntaba y yo llegué a invitarlo a mis programas.

Manuel Toharia, actual director del Museo “Príncipe Felipe” de la Ciencia, en Valencia.

Total, que Cebrián me echó de televisión. Al día siguiente, Toharia ocupó mi lugar.

    – No entiendo el por qué de la bofetada…

    – Algún tiempo después me enteré de lo que había sucedido realmente. Me lo explicó José Bujeda, un alto cargo del Ministerio del Interior. Toharia maquinó para ocupar mi puesto en TVE. A cambio, compraría un piso que tenía Juan Luís Cebrián en la ciudad de los periodistas, en Madrid. Toharia le pagaría con el sueldo de TVE. Y así fue. A mi me echaron y Toharia ocupó mi lugar. Yo presenté un recurso, pero me dijeron que estaba fuera de plazo. Y un día me fui al Instituto Nacional de Meteorología y esperé a Toharia. Cuando bajó del coche le di una buena bofetada. Corría como una rata almizclera…

Juan Luís Cebrián, fundador del diario El País, firma en los primeros ejemplares del periódico. (4 de mayo de 1976).

En 1976, Juan Luís Cebrián fundaría el diario El País.

En la actualidad, Manuel Toharia es director del Museo “Príncipe Felipe” de la Ciencia, en Valencia (España)

PD.-  ¿Por qué el señor Toharia acudía a la sede del CESID (actual Centro Nacional de Inteligencia) en un coche con matrícula falsa, utilizada habitualmente por los cuerpos de seguridad del Estado (Badajoz 0977 BH)?. ¿Por qué el citado coche –un Volvo azul, modelo S70– era conducido por un coronel del Ejército del Aire, retirado? ¿Por qué Toharia visitaba el CESID una vez por semana y durante los tres primeros meses del año?. ¿Por qué el resto del año era visitado por un agente apodado “Larios” en un despacho de la calle Preciados, en Madrid?

Martin Rubio con J.J. Benítez, en su casa de Alicante. (Foto: Blanca).

 

© www.jjbenitez.com