PENSAMIENTOS DE COLORES QUE ME HAN SOBREVOLADO EN ALGUNA OCASIÓN:

  He cumplido sesenta años, y no sé cómo ha sido.

  Si uno muere imaginando no sabe que muere.

  Los dedos sólo son los segundos mensajeros.

  He dado 101 veces la vuelta al mundo para estar seguro de mis dudas.

  Si existiera la casualidad, usted no estaría leyendo este escrito

  Dios nunca pregunta.

  La muerte no es justa, ni tampoco injusta, como no lo es un ascensor.

  Nada es recto. Dios, mucho menos.

  La justicia es humana y, por tanto, imperfecta. Dios, en cambio, no es justo.

  Si descubres que vas a morir, continúa con lo que tienes entre manos.

  La sabiduría duda.

  Creí que había fracasado. Entonces abrí los ojos.

  Para sostener un universo se necesita poder; para crearlo se requiere imaginación.

  Una mirada: “te quiero” a la velocidad de la luz.

  Dios está posado en E = mc².

  Una hormiga vale por mil palabras.

  El sol es doble si tú lo deseas. La mar es roja, según tu imaginación. Todo es posible, según.

  No todo está en el interior, pero sí lo más importante.

  Al universo le sucede como a los ancianos: cuanto más viejo, más lejano.

  Dios se rompe por amor, aunque no del todo.

  Todo lo que merece la pena es curvo.

  Dios es tan imaginativo que hace flotar toneladas de agua en el aire, y sin grúas. Nadie lo ha superado.

  Subir en la vida es laborioso. Saber bajar exige, además, una notable inteligencia.

  ¿Y si la realidad sólo fuera un regalo?

  La realidad depende de tu mirada.

  No puedo ver la gravedad, pero la experimento. Con Dios sucede lo mismo.

  La imaginación ve el iceberg completo.

  La verdadera luz no produce sombras.

  Sólo importa empezar (continuamente).

  Si Maxwell no hubiera existido, ¿electricidad y magnetismo serían hermanos?

  Regresamos a la simetría…, si Dios existe.

  Dios no cambia cuando gira; yo sí.

  Dios besa con la intuición.

  Dios es perfecto porque es simétrico. La cuestión es: al ser perfecto, ¿se vale por sí mismo?

  Nada puede nacer en la perfección.

  Los ángeles son simétricos: siempre son dos.

  El reloj de la creación no atrasa ni adelanta.

  Las montañas hacen música con el silencio.

  El gran error de Einstein se llamó Lambda.

  Los Dioses comprenden en todas las direcciones.

  ¿De qué sirven las raíces si los árboles crecen hacia el cielo?

  En nuestra galaxia, el 73 por ciento de lo que existe no es visible; pero el ser humano dice conocer la verdad…

  Los tréboles se ríen del método científico.

  Si el pasado viaja en la luz de las estrellas, ¿dónde lo hace el futuro?

  Sólo es posible imaginar lo que ha existido.

  ¿Quién pastorea esos trescientos millones de agujeros negros del cielo nocturno?

  En la vejez, la muerte es lo mejor que nos puede suceder.

  ¿Está sujeto Dios a la gravedad?

  No podemos hallar a Dios en la materia porque no está sujeto a la función de onda.

  El verdadero amor flota en la memoria.

  Dicen que el arco iris se fugó del cielo.

  La guerra es la peor de las amnesias.

  Dios es el único que no viaja.

  Somos la niñez de Dios.

  La vida es sagrada; por eso no puede ser revelada.

  Los delfines imitan a Dios: duermen despiertos.

  Para comprender hay que vaciarse.

  Enamorarse es ensayar la vida eterna.

  Dios no escribe. Prefiere las señales.

  Estamos condenados a saber.

  Las estrellas, como las mujeres, hablan sin palabras.

  Somos tan pequeños que sólo podemos proceder de Dios.

  Saber y estar vivo son casi incompatibles.

  Vivir (VIVIR) es desencadenarse.

  Una agenda en blanco son 365 victorias.

  No pavimentamos el Destino con buenas obras. El Destino ya estaba pavimentado antes de nacer.

  Hay realidades que existen sin necesidad de que sean observadas.

  Mis amigos no mueren: se diluyen sus defectos.

  El más grande guerrero es el que no sabe guerrear.

  Si muero sin que nadie me vea, en realidad no he muerto.

  No es Dios quien juega a los dados con el universo; soy yo quien juega a los dados con Él.

  A los inmortales no es fácil verlos.

  E = mc² es una caja de pandora que abrió Einstein.

  Lo grave no es odiar; lo más lamentable es perder el tiempo odiando.

  Fui santo, pero no lo recuerdo.

  Un amigo es más que el Paraiso.

  El sentido común es una más entre las infinitas formas de lo creado.

  Lo probable es otro Judas.

  Subrayar un libro es entrar en complicidad con el autor.

  Adorar a Dios es coronar un “ocho mil”.

  Descubrimos la realidad conforme llenamos la conciencia.

  Los hombres, a veces, van más allá de la estupidez. Ejemplo: “Dios bendiga América”.

  Si Dios fuera religioso sólo sería un dios.

  Tutear a Dios es un buen síntoma.

  Las realidades empiezan y terminan como los ríos.

  Los dinosaurios conviven con nosotros, pero en decoherencia.

  Pretender la santidad, aquí, en la materia, es nevar en blanco y negro.

  Dios empezó siendo puntual.

  El verdadero problema de los necios es que se reproducen.

  Para viajar no hace falta desplazarse.

  “…Creador del cielo y de las Tierras…”.

  A mayor ego, menor recorrido.

  Cuando adoras, Dios te deja pilotar.

  Lo visible es la sombra de lo invisible.

  La razón engaña, empezando por la irrealidad de lo observado.

  El mundo es cien por cien imaginación, pero divina.

  ¿Qué tiene que ver la información con la luz?

  Sólo en la materia no existe el retorno.

  Cultura es tolerancia.

  Si tu dios te pide algo a cambio, desconfía.

  Dios no improvisa.

  Si Dios no existe, ¿quién susurra en el interior?

  La revelación no depende de la velocidad.

  Yo diría que a la fórmula E = mc² le falta algo.

  Acuéstate cada noche con dos o tres (dudas).

  Si te regalan la ancianidad, piensa como un anciano.

  La bondad es el sentido común sintetizado.

  AMOR: Tengo porque doy (A = T x D), dijo Dios.

  Si la revolución tuviera algo que ver con Dios yo me haría ateo.

  Dios no desfila.

  Si los corazones no son azules, ¿de qué sirven?

  El AMOR sólo es divisible por sí mismo.

  ¿Cabe la longitud de Planck en tu imaginación?

  Si eres capaz de decirme cuantos Dioses caben en 10 ¯ ³³ cm. es que tú eres Dios.

  Nada es para siempre; ni siquiera la nada.

  Vencer el miedo es calidad de vida.

  El cielo, si existe, tiene que caber en la palma de la mano.

  Miremos a donde miremos, todo es supersimétrico.

  Juzgar es tan arriesgado como dormir de pie.

  El gran éxito en la vida es saber que un día fui simétrico y que estoy de regreso.

  ¿Los universos deben ser coherentes o matemáticamente coherentes?

  Darwin no supo de la evolución “vigilada”.

  Mañana es un invento de la razón y del consumo.

  El fin justifica los medios. Acto seguido fueron asesinados 200.000 japoneses en Hiroshima.

  Algún día la ciencia descubrirá la gravedad espiritual.

  Prefiero creer a ser religioso.

  Cúmulos globulares NGC 6522 y NGC 6528: más de quinientos millones de soles. Sólo los necios o intoxicadores niegan la realidad OVNI.

  La cuestión es: ¿tiene Dios exterior?

  Alguien tuvo que medir la distancia de la Tierra al Sol para que nuestro mundo no estuviera más allá, ni más acá, de lo necesario. Pero, ¿quién?

  ¿Y si Dios no fuera el final?

  Aprender a morir es lo más saludable.

  Principio antrópico final y último: “La inteligencia es propia de cualquier universo”.

  No hay más remedio: cada galaxia necesita un Dios.

  ¿Cómo son las inteligencias de doce dimensiones?

  El silencio fue antes que Dios.

  Huye de las religiones y conviértete al arte.

  La razón siempre llega, pero tarde.

  No estamos preparados para analizar científicamente la adimensionalidad.

  Las hormigas no miran al cielo. ¿Para qué?

  Las afirmaciones sorprendentes exigen pruebas sorprendentes (para los imbéciles).

  Nadie está equivocado. Sólo unos pocos conocen el por qué.

  Lo imposible es lo único verdadero.

  Soy una hormiga que acaba de descubrirse en un espejo.

  En el futuro, hasta el efecto Doppler se rendirá al azul (al AMOR).

  Razón y sinrazón se persiguen inútilmente.

  Enamorarse es necesario, nunca sagrado.

  La verdad no nos hace libres. Aparta.

  El que escucha calza botas de siete leguas.

  El tímido pelea doblemente.

  El cielo de los animales es nuestra memoria.

  Libertad y tiempo son incompatibles.

  Violeta es un amor imposible.

  Uno siempre produce Dos.

  Los símbolos burlan la censura.

  Al inventar el AMOR, Dios consiguió el movimiento perpétuo.

  Para probar el grado de amistad, utiliza el dinero.

  Si deseas que algo viva plenamente, envuélvelo de ti mismo.

 

© www.jjbenitez.com