LAS SONRISAS SE ME CAEN

 

     El amigo “Abbā-Itay” me preguntaba no hace mucho: “Por qué en la mayoría de las entrevistas usted está serio?”

     Sí y no.

     También sé sonreír aunque –lo reconozco–, las sonrisas se me caen en cuestión de segundos. Ignoro por qué.

     Ejemplos:

 

 

   


 

 

© www.jjbenitez.com