ÚLTIMAS VOLUNTADES
 

 Para cuando llegue mi última hora

Es mi deseo:

1.- Ser incinerado.

      Las cenizas deberán ser arrojadas a la mar. Si fuera posible, frente a Barbate (Cádiz). España.

2.- No deseo que se derramen lágrimas. En realidad no me habré ido. Sigo vivo, y más y mejor que vosotros.

3.- Prohibido celebrar funerales o cualquier otro rito religioso. No olvidéis que soy apóstata, gracias a Dios.

4.- En su lugar, si fuera posible, deseo que se celebre una gran fiesta.

5.- Que alguien, por favor, lea las siguientes palabras (a ser posible antes de la fiesta):

      GUARDADO EN LA NOTARÍA DE J. MARÍA FLORIT.

        

© www.jjbenitez.com