16 AÑOS CONTRA LA PARED
    

     Terminé el presente cuadro –al que llamo “El piloto”– en 1994, cuando todavía vivía en Vizcaya (País Vasco) (España).

     A Blanca no le gustaron los rojos y los azules y lo castigó, colocándolo contra la pared. Así permanecería 16 años.

     A las mujeres no hay que comprenderlas. Hay que amarlas…

 

Mi hija Lara, junto al cuadro, en Sopelana (Vizcaya). España.

 

“El piloto”, en la actualidad (Foto: Blanca)

 

© www.jjbenitez.com