UN HUEVO COMPROMETEDOR

        Lo conservan en el nuevo museo de Nubia, al sur de Egipto. Se trata de un huevo de avestruz, hallado en el interior de una tumba de la llamada cultura Nagada I, hace siete mil años. ¡Oh sorpresa!. El huevo aparece pintado con tres pirámides. La arqueología oficial no lo acepta, naturalmente. Si lo aceptase se vería obligada a modificar las fechas de construcción de las pirámides de Gizeh. Si el huevo es lo que parece, las citadas pirámides de la meseta de Gizeh no habrían sido construidas hace 4.600 años, como afirma la ciencia oficial, sino mucho antes: como mínimo, hace siete mil años.

P.D.-  Alguien debería escribir de nuevo la historia. 

(Fotos: Iván Benítez)

 

© www.jjbenitez.com