YO CHITA… TÚ “KUI”

No es fácil definir a una persona “kui”. Los chinos lo hicieron hace mucho: “K” (o “kui”) es el que no depende de la razón, el que se comporta como si no existiera, el que siempre camina detrás de sí mismo, el que habita los sueños, bien dormido o despierto. No es fácil ser “kui”.  El “kui” nace, no se hace.

               

 

  

  

  

  

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

© www.jjbenitez.com