Curriculum

     Nací en Pamplona (España), hacia las 03 horas del 7 de septiembre de 1946, y por un “accidente militar” (mi padre era conductor de la Guardia Civil y fue destinado a dicha región del norte de España).

     Tuve una infancia relativamente feliz.

     Estudié en los hermanos Maristas de Pamplona, gracias a una beca trabajada por mi padre y el hermano Pedro.

     Yo soñaba con estudiar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y ser Miguel Angel. Nada de esto fue posible. Los medios económicos en la familia no lo permitieron.

     Un buen día, mientras pintaba un mural en el colegio, el hermano Francisco Loidi me preguntó si quería ser periodista. Acepté sin saber. Fue así como ingresé en la Universidad de Navarra (Cámara de Comptos), también gracias a una beca. En 1965 terminé los estudios de Periodismo y empecé a trabajar en “La Verdad” de Murcia, un periódico regional. Hice de todo y me especialicé en diseño (entonces se decía confección). En 1968 me vi obligado a dejar el trabajo, reclamado por el ejército. Hice la “mili” en Zaragoza (CIR número 10 y Capitanía General). Allí aprendí a escribir a máquina a gran velocidad y a odiar a los militares.

     Un año después ingresaba en “El Heraldo de Aragón” y me casaba. Todos mis sueños (regresar a Murcia) fueron demolidos.

     Trabajaba día y noche (durante el día buscaba y escribía reportajes y entrevistas y en la tarde-noche me ocupaba del cierre del periódico).

     En mayo de 1972 recibí una oferta de “La Gaceta del Norte” de Bilbao y me trasladé al País Vasco. Fue otra época intensa, en la que sólo me ocupé de hacer reportajes.

     Todo parecía diseñado para que, un buen día, me enfrentara al tema OVNI. Me fascinó e inicié una larga carrera de investigación, que todavía dura.

     En 1979 tuve que elegir. El Opus Dei, infiltrado en mi periódico, me prohibió seguir escribiendo sobre el fenómeno OVNI. Y elegí la libertad. Dejé el periodismo activo y me dediqué a investigar por mi cuenta. Tenía cuatro hijos y la oposición de mi familia. “¿De qué vivirás?”. Empecé a publicar libros. El primero – “Existió otra humanidad” – fue un éxito, y me permitió un respiro. Me vi obligado a firmar un contrato leonino con la editorial Plaza y Janés: seis libros en un año. A cambio cobraría 330.000 pesetas por libro entregado. Conseguí escribir cinco libros.

     En 1980 ingresé en la cuadra de la editorial Planeta. A partir de esa fecha me dediqué en cuerpo y alma a la investigación y a la literatura.

     No pude ser Miguel Angel, pero pinto con las palabras…

 

© www.jjbenitez.com