Un trabajo angustioso

     Trabajé durante años cubriendo informaciones sobre los atentados y asesinatos de la banda terrorista y cromañónica ETA. Fue un trabajo angustioso. Comprendí hasta dónde puede llegar la estupidez humana…

     Fue entonces, a raíz de ser objetivo y de llamar a las cosas por su nombre, cuando tuve que empezar a mirar los bajos de mi coche cada mañana.

     Fue así como me vi forzado a abandonar una tierra que tanto admiro…

     Como decía el Maestro, quien tenga oídos que oiga.

 Ejemplos:

Pulsar para ampliar.

 

 

 

© www.jjbenitez.com