AMABILIDAD DOGON

Si hay un pueblo amable ese es el pueblo dogon. ¿Por qué será que cuando menos se tiene más se da? Pues es verdad y yo lo he comprobado. Estos amables ancianos dogones intentaron con todas sus ganas que probara su cerveza de mijo, pero fue imposible. Me negué con todas mis fuerzas. Yo se que eso está mal y es una falta de educación, pero antes me había enterado de cómo fabrican la famosa cerveza. Algún valiente si la tomó y la verdad es que no les pasó nada. Me disculpé como pude y les prometí que la próxima vez seguro que se la aceptaba. No he vuelto a Mali pero si regreso alguna vez  me olvidaré de cómo fermentan la cerveza y cumpliré la promesa.

 

 

© www.jjbenitez.com