Mudarse es como morir un poco. (Foto: Blanca).

LA TERCERA

Si alguien ha sobrevivido a una mudanza, sabe de lo que estoy hablando.

Además ésta no era la primera, era la tercera; inocente de mí creía que era la definitiva, qué confundida estaba.

Entre la primavera y verano del año 2013 empezó el desastre.

Fueron meses de recoger y llenar cajas. Con lo fácil que es contratar una empresa de mudanzas. Pero en este caso eso era imposible: Juanjo no permite que nadie toque sus libros y carpetas. Todo tenía que estar ordenado y clasificado.

Colección de "ETE´S" de Juanjo Benítez. (Foto: Blanca).

Fueron meses de trabajo diario, años y años de acumular libros, revistas, fotos y toda clase de papeles.

Una biblioteca con más de seis mil libros, cientos de álbumes de fotos y diapositivas, carpetas repletas de papeles, revistas, además de la colección de etes. Toda una vida metida en cajas.

Era la revolución, la casa patas arribas. No quedaba sitio para moverse entre un laberinto de cajas.

Todo ese revuelo te toca en lo más íntimo y una mudanza, no sé por qué, deja una sensación de vacío y pena. Dejas el lugar donde has vivido momentos buenos y malos. Lo material va en cajas, pero los sentimientos se quedan dentro de ti.

Decenas de cajas esperan el traslado. (Foto: Blanca).

Juanjo se ocupó de recoger su despacho y la biblioteca; sé que lo pasó muy mal. Después de años sabía perfectamente donde un libro o una carpeta. Ahora se enfrentaba a lo nuevo, no con mucho entusiasmo.

Si el embalaje fue duro, a los pocos días nos teníamos que enfrentar al desembalaje; eso fue peor.

Había que organizar montañas de cajas, ordenar por temas y necesidades de consulta y colocar libro por libro en su correspondiente balda.

La más beneficiada fue la biblioteca de Zahara de los Atunes, donde se llenaron estanterías de libros que decidimos donar.

Biblioteca de J.J. Benítez en EL DUESO. (Foto: Blanca).

Por fin ya estaba todo organizado. Pero duró poco la calma.

A los pocos meses nos encontramos metidos en la CUARTA MUDANZA.

Si hacer una mudanza es catastrófico, a la cuarta, si has sobrevivido, te tienes que colocar la medalla de héroe.

Rincón de las películas. (Foto: Blanca).

 

© www.jjbenitez.com