«Si Dios quiere seguiré viendo casos de ovnis y otros misterios»

Los seguidores de Caballo de Troya tendrán que esperar hasta después del verano. Así lo anuncia su autor, Juan José Benítez (Pamplona, 1946), que estos días está dando las últimas pinceladas a la séptima entrega de esta narración sobre la vida de Jesús de Nazaret. Sin embargo, lo seguidores del periodista y escritor están de enhorabuena con la reedición de El papa rojo y Yo, Julio Verne (Planeta).

Publicará ‘Caballo de Troya VII’ después del verano
«Soñé que me gustaría escribir lo que haría un periodista si hubiera podido seguir a Jesús de Nazaret», asegura
 
– ¿Cómo será la nueva entrega de Caballo de Troya?
– El título del libro será Nahum, que es el nombre que en aquel tiempo recibía la aldea de Cafarnaum. Narra el seguimiento de Jesús después de su estancia en el monte Hemón (Caballo de Troya VI), donde se supone que en el año 25 recupera su conciencia de divinidad y se incorpora a la sociedad de su tiempo. De allí desciende como hombre-dios.

– ¿Qué le motivó a emprender esta ya larga saga?
– Mi interés por Jesús de Nazaret empezó a través de la ciencia, en 1978, tras un congreso en Londres sobre la Sábana Santa de Turín. Allí, científicos europeos y norteamericanos hablaban de una misteriosa radiación en la tela. Yo, que había dejado de ser católico practicante por la propia vida y por el periodismo, me reencontré con el personaje y ahí empezó mi verdadero interés por Jesús. Empecé a investigar y un día soñé que me gustaría escribir lo que haría un periodista si hubiera podido seguirlo.

– ¿Las respuestas a todos los vacíos bíblicos sobre Jesús pueden estar escondidas en las cuevas del Qumram?
– Estoy seguro, y es pura intuición, de que sí, porque hay 900 cuevas en la margen occidental del Mar Muerto y se han descubierto muy pocas. En ellas fueron encontrados los famosos pergaminos y ¿quién no nos dice que en alguna otra cueva puede haber escritos enterrados, ocultados, desconocidos o ignorados, donde justamente se cuenta la vida de Jesús de Nazaret?

– ¿Allí se hablaría de la infancia y pubertad de Jesús?
– Allí estaría, probablemente, no sé si todo, pero la vida pública y de predicación o buena parte de ella, porque Jesús fue un individuo que hizo prodigios, que arrastró a las masas, que fue odiado y amado por muchísima gente y eso no pasó desapercibido. Entonces los esenios eran gente muy espabilada y es probable que haya escrito algo sobre él, lo que pasa es que a lo mejor no coincide con lo que nos han contado.

– Planeta ha reeditado El papa rojo, donde un pontífice polaco muere cuando padecía un proceso gripal.
– Aseguro que esto no tiene nada que ver con lo que ha pasado, porque este libro está escrito hace 14 años y ha sido la editorial la que ha considerado oportuno reeditarlo.
 
– Para escribir este libro provocó su detención a las puertas del Vaticano.
– En aquel momento me tomaba tan enserio el guión y mi trabajo. Quería experimentar para ver qué se podía sentir en una detención, sin ver los riesgos, que los tuve, porque los policías me dijeron que si eso me pasaba en la Unión Soviética no sé si lo habría contado.

– ¿Se puede robar la Piedad de Miguel Ángel?
– Se podía. Recuerdo que hice una visita al Vaticano después de la publicación del libro y el jefe de seguridad me dijo «nos ha dado usted una pista para que no ocurra», con lo cual salí muy satisfecho.
 
– También reaparece su libro Yo, Julio Verne.
– La editorial consideró que es un momento interesante, por coincidir con su centenario. Hubiera preferido que sacaran en tapa dura Cartas a un idiota –escrito en julio de 2002 cuando estuvo a punto de morir– y que para mí tiene más actualidad.
 
– ¿Está ya en forma para recuperar sus investigaciones y viajes, tras el susto que le dio el corazón?
– Me he recuperado bastante, hago tres horas de ejercicio, llevo una vigilancia médica rigurosísima. Ahora tengo dos viajes inmediatos, uno a Italia y otro a Utah (EE UU) y si Dios quiere voy a seguir viendo pinturas rupestres, casos de ovnis, abducidos y misterios en general.

– ¿Qué tema le queda aún en cartera para llevarlo a un libro?
– Me gustaría reírme de mí mismo todo lo posible. Creo que lo he hecho poco y es lo más noble que puede hacer un ser humano.

–¿Le gustaría tener un encuentro en la tercera fase?

– He visto cosas, lo que entiendo que pueden ser ovnis. Sí, me gustaría si hay billete de vuelta. Pero empiezo a ser mayor y mi evaluación de la realidad ha cambiado.

– ¿Qué recuerda del doctor Fernando Jiménez del Oso?
– A los amigos con razón o sin ella y Fernando era amigo mío. Creo que fue un hombre espectacular, que abrió la mente a muchas personas a través de la pequeña pantalla y me imagino la cara que habrá puesto al llegar a un sitio donde no se puede fumar. Cuando se va un amigo es como si se hubiera ido a Australia, que tarde o temprano lo acabaré viendo.

– ¿Tiene algún otro proyecto en marcha?

– No, lo que quiero es vivir.
 


El Autor.
 
Nacido en Pamplona en 1946. Lleva más de tres décadas investigando temas ocultos, durante las cuales ha publicado más de 30 libros, entre ellos La Rebelión de Lucifer, la saga Caballo de Troya, Ovnis: SOS a la humanidad, La gloria del olivo, Los astronautas de Yavé, La punta del iceberg y Mis enigmas favoritos.

10.000 testigos entrevistados, 4 millones de kilómetros recorridos tras ellos y 6.000 libros consultados son sus credenciales. La primera vez que vio un ovni fue en el 74, al sur de Lima. Desde el año 75, en el que publicó su primer libro, no ha parado de escribir una línea.

Ha sido periodista en diferentes periódicos, entre ellos La Verdad. «El periodismo me ha dado mucha agilidad y capacidad de síntesis», asegura. Rodó la serie Planeta Encantado para TVE.

 

www.jjbenitez.com ©