Juan José Benítez: una visión distinta del nazareno

La obra de este periodista español es conocida por sus polémicas posturas; y es que además de su trabajo como investigador del fenómeno Ovni, sus libros sobre la figura de Jesús han incomodado hasta a los integrantes del Vaticano.

por: Claudia Andrea Contreras

Prohibido, criticado, aplaudido. Está claro que el periodista y escritor español Juan José Benítez no es de los que deja indiferentes a su paso. En sus años de trabajo como investigador, cada uno de los temas que aborda está apoyado por una larga y detallada recopilación, y ese estilo lo utiliza hasta casi agobiar al lector en sus obras sobre avistamiento de ovnis. Del mismo modo acucioso, la imagen que presentó de Jesús en el primero de sus libros Caballo de Troya no pasó inadvertida y resultó muy convincente para un grupo de lectores que sí creyeron en la nueva imagen que se presentaba de este personaje, y que lo llevaron a las listas de más vendidos con cuatro millones de ejemplares.

Para Benítez la principal diferencia entre el Jesús tradicional y el que muestra en sus escritos es “la visión más humana, próxima y cercana. Es un Jesús de Nazaret que conmueve más y que hace que la gente se identifique. Muchos de los lectores me comentan que ellos ya habían pensado que podía ser así, que no es el Jesús lejano y oscuro de las iglesias, sino que además de su dignidad es alguien que juega con los niños, que es cocinero, que nada, que es deportista y que tiene un enorme sentido del humor, tan amante de la naturaleza y que incluso pudo tener un perro”.

Llegar a esa visión no fue, según afirma, casualidad : “Creo que todos los seres humanos están regidos por un orden. En el año 75 después de trabajar en varios medios informativos como reportero me llamó la atención un descubrimiento científico sobre la sábana santa de Turín. Estuve muy en contacto con los científicos y me pareció fascinante lo que estaban descubriendo, y que finalmente concluyeran que fue una trampa. Luego quise enterarme de todo lo que tuviera relación con él”. Esa atracción aún continúa, y ya son 24 los años que lleva en la búsqueda de nuevos detalles de su vida. Los cientos de páginas con pasajes de su infancia, prédicas y vida en general las escribió basándose en lo que según explica fue el resultado de “obtención de fuentes, documentos, viajes y del intento de asesorarme al máximo”.

Acceder a esa documentación no resultó fácil. En relación a aquellos pasajes de sus libros que hablan sobre aparatos de alta tecnología que sirvieron para corroborar datos sobre Jesús, señala que pueden ser revisados por los especialistas para comprobar su veracidad. Fue así a través de detallados estudios que llegó a dar a conocer hechos tan desconocidos como la existencia de un grupo de discípulas que seguían a Jesús a todos lados. “Se rodeaba desde el principio en sus giras de predicación de un grupo de mujeres que le acompañan permanentemente. Eso fue una auténtica revolución porque en aquella época la mujer era un personaje de segunda división. No podían entender que se las tratara igual que a los hombres. Hay una aparición que fue silenciada que le ocurrió a un grupo de sus seguidoras. Jesús de Nazaret les dice a ellas: “ teneis que llevar la Buenanueva al mundo exactamente igual que los varones”. Nunca se habló de eso”.

El Vaticano Acusa Recibo

La Iglesia no se sintió muy contenta con la imagen que Benítez mostró del hijo de Dios, y en algunos casos el malestar llegó a tanto que agrupaciones como el Opus Dei prohibieron su lectura. “La jerarquía muy conservadora considera que mis libros son negativos y nefastos y que soy el anticristo”. La razón de esto es que “ en estos libros se pone en duda la propia fundación de la Iglesia por Jesús . Yo cuestiono que Jesús, que tenía un respeto exquisito por la libertad pudiera constituir una estructura tan cerrada que automáticamente deja fuera a millones de personas. Todos los dogmas, estructuras e intereses de esta Iglesia están fundamentados en que es la Iglesia de Jesús de Nazaret fundada por él, y si pones en tela de juicio que es así, te identifican con el diablo”. Aunque no se reconoce perseguido, si sostiene que ha sufrido por parte de la multinacional Católica el desprestigio y el ataque por la espalda. “No hay un debate sino que se me critica en los púlpitos de las iglesias desde donde no puedo defenderme”.

Según el autor español una de las razones por la que algunos episodios de la vida de Jesús se mantuvierin ocultos es a causa de las diferencias entre los mismos discípulos. “Cuando El resucita hay un cisma. Un grupo que encabeza Pedro queda deslumbrado por el fenómeno físico de la Resurrección y esto les da una fuerza y un entusiasmo que les hace olvidar el mensaje que Jesús transmitió. Hay otro grupo minoritario que le recuerda a los otros que lo que tienen que decir no es sólo lo de la resurrección, sino el resto, y entre ambos se genera una lucha. Estas historias no han salidos a la luz porque al segmento liderado por Pedro no le interesa hablar del mensaje porque éste no traía clientela; lo que predicaba Jesús era muy distinto a lo que se pensaba: Yahvé no tiene nada que ver con el nuevo Dios que les estoy mostrando, no es un juez, es un ser de amor que te hace inmortal desde la concepción. Por lo tanto todos los seres humanos son iguales. Los discípulos se plantean entonces: ¿“cómo decimos al pueblo judío que los paganos son iguales y por eso callaron”?. Es decir, floreció una Iglesia basada en un falso mensaje”.

El autor distingue esta conducta de la que mantienen los feligreses o lo que él llama la Iglesia de a pie. Asegura que en encuentros con la gente ha tenido una positiva respuesta a su trabajo, y ya que hay quienes le dicen que “han recuperado la fe y se han reencontrado con el personaje”.

Jesús, el Gran Extraterrestre

Investigador del fenómeno Ovni desde hace décadas, a J.J. Benitez una serie de coincidencias entre el terreno ufológico y la vida de Jesús no pasaron inadvertidas. Reconoce que ambos son temas distintos y que hay autores que los vinculan, pero según su visión y ante hechos como las inusuales características de la estrella que guió a los Reyes Magos brillando con igual intensidad de día y de noche, y que describe un movimiento que parece ser guiado, no se puede negar la conexión. “Yo creo que Jesús de Nazaret es el Gran Extraterrestre en el sentido de que su naturaleza Divina o su origen auténtico como hombre es de fuera de la Tierra. Es un Dios, y sus criaturas, son civilizaciones. Y no sólo la nuestra, sino otras están a su servicio. De la misma forma que nosotros llevamos la palabra de Dios en la radio, aviones, Internet u otros medios, puede haber civilizaciones que desde la antigüedad trabajen para él”.

(Artículo extraído de la revista Conozca Más Chile)

 

www.jjbenitez.com ©