"Jesús jamás fue castigador"

Hablamos con J.J. Benítez cuando se cumplen 25 años del primer libro de la saga "Caballo de Troya", una polémica ficción sobre la vida de Jesús.

Por Alejandro Aguirre y Hroy Chávez

Hablamos con J.J. Benítez cuando se cumplen 25 años del primer libro de la saga ‘Caballo de Troya’, una polémica ficción sobre la vida de Jesús.

Juan José, ¿ya celebró los 25 años de su primer ‘Caballo de Troya’?

Todavía no, y no creo que celebre porque casi ya ni me acuerdo. La mejor celebración es que el libro siga en la calle.

¿Pensó que tendría tanto éxito su libro?

Nunca fui consciente de lo que pasaba. Recuerdo que el editor de ese entonces, de la editorial Planeta, me aconsejó que suprimiera 400 páginas. Por su puesto me negué y al final lo publicaron con la idea y la expresión exacta del editor José Manuel Lara: que el libro iba a ser la “ruina”. Luego, con los días, quedamos sorprendidos ante el éxito y la publicación sin pausa durante 25 años.

¿A qué cree que se deba tanta vigencia?

Las razones del éxito no las sé, pero supongo que hay una mano mágica que es la que dirige este trabajo. Hay una información que yo pienso que puede ser cierta, y eso se debe al personaje del libro que siempre es sorprendente, atractivo, y se llama Jesús de Nazareth. Esa podría ser una de las razones por las que he tocado el corazón de la gente. En el ‘Caballo de Troya’ se presenta a un Jesús muy humano, muy cercano al lector, más dulce de lo que nos han planteado en las religiones, y eso creo que el lector lo agradece, lo hace sentir identificado con el personaje central. El hecho de que haya información mágica, poco conocida, también puede explicar tanta difusión.

¿Qué lo ha motivado a escribir sobre la vida de Jesús?

Al principio creí que todo era casualidad, pero desde hace mucho tiempo no creo en esa ‘criatura’. Soy ante todo un reportero que se ha interesado mucho por la vida de Jesús desde el punto de vista científico, luego de hacer unos descubrimientos muy interesantes en la Sabana Santa de Turín, en los años 77 y 78. Recuerdo que el periódico en el que trabajaba me envió a cubrir esos hechos y fue muy impactante para mí, y de alguna manera recuperé el interés de mi juventud. Encontré a un Jesús diferente.

‘Caballo de Troya’ sigue siendo un libro controvertido para la Iglesia. ¿Qué piensa de los debates que aún no terminan?

Me alegro muchísimo, porque entiendo que los libros y las informaciones y las noticias tienen que transcender hasta el corazón de las personas. No necesariamente por la publicidad o el marketing. Es mucho más interesante y fructífero que se sigan haciendo porque la gente los ha leído. Esa difusión se ha hecho de boca a oreja y de corazón a corazón. Por un lado debo estar contento y satisfecho por caer en polémicas, y la prueba son los 25 años del ‘Caballo de Troya’. Aunque le voy a decir una cosa: ha habido sectores muy conservadores de determinadas religiones e iglesias que me siguen atacando.

“Las religiones no son malas, pero creo que es mejor para los seres humanos el pensamiento propio”.

¿Por qué ningún libro de la saga ha sido traducido a otro idioma, especialmente al inglés, si es un auténtico ‘best seller’?

Le parecerá increíble, pero no lo sé. Puedo pensar que hay una motivación mucho más profunda que ignoro y se escapa de nuestras manos, y quiero pensar que no era el momento para que una saga de este tipo de libros pudiera ayudar al mercado inglés. Yo tampoco he tenido mayor preocupación ni prisa para que eso ocurra. Una de las razones es que soy muy providencialista, como lo he dicho antes. No creo en la casualidad, creo que el ‘Caballo de Troya’ no está hecho por el afán del dinero, y por lo tanto no debo preocuparme porque esté en determinados mercados.

El libro cuestiona los dogmas establecidos. ¿Por qué hacerlo?

Porque nada es casualidad y porque las cosas suceden cuando es y no un minuto antes ni un minuto después. Lo que hace ‘Caballo de Troya’ es desmitificar muchos de los dogmas y los tabúes religiosos que no son sólo de Jesús de Nazareth. Saber que son nueve Caballos de Troya, unas 5.000 páginas de trabajo, son cosas que se logran con fuerza y juventud.

Usted habla de ‘El Diario’ que escribió Jasón (el protagonista), y que sólo publicará cuando usted haya muerto. ¿Por qué esperar?

Si yo hiciera pública la información principal podría desviar la historia, el mensaje, y eso no es lo importante. El mensaje que yo quiero dar en los libros es en cuanto a la figura y el mensaje de Jesús. Insisto muchísimo en una imagen de Jesús mucho más familiar. No tiene nada de castigador, nada de severo, nada de fiscal, y por otro lado con un mensaje mucho más esperanzador de lo que nos ha vendido la religión. No se trata de ser bueno para subir al cielo y tener la vida eterna. Se trata de transmitir a las personas que son hijos de un Dios y que por tanto son eternos e inmortales. Hagamos lo que hagamos estamos condenados a la felicidad, esa es la razón de los libros.

¿De acuerdo a eso, ‘Caballo de Troya’ es la ‘Biblia del futuro’?

Con todo mi respeto a los que creen en la Biblia, creo que ese libro es un gran naufragio para el ser humano, y me gustaría que en un futuro la Biblia fuera la Biblia de nadie. Sencillamente la saga está hecha de libros mágicos, donde tengo poco que ver, y sirven, y tienen la posibilidad de acercar al ser humano a su creador.

“Hay muchos casos de avistamientos y de aterrizaje de ovnis, pero a los medios ya no les interesa el asunto".

¿Qué tanto de Jasón tiene J.J. Benítez?

Nada. Hay muchas personas que creen en identificar al Mayor Jasón conmigo, pero le aseguro que el personaje no tiene nada que ver conmigo. Tal vez la única característica común que tiene es que admira a Jesús de Nazareth, pero ese rango y similitud la tienen todos los lectores.

¿Hay razón para creer en otras vidas?

Creo que la razón más importante son los testimonios de lo que se está viendo en el mundo, no solamente ahora si no en todas las épocas. En las pinturas rupestres están pintadas estas naves y estos seres, así como los testimonios actuales, millones que son fiables, que son de personas serias. Sin embargo, utilizo la lógica y digo que en el Universo que vemos y contemplamos no podemos ser únicos, y seguro debe haber muchísimos más planetas con vida. El Universo tiene miles de millones de soles y por tanto miles y millones de planetas con posibilidades de vida. El argumento tan conocido de que esto es un problema de soberbia humana es cierto. No somos los únicos.

Dice que el Caballo de Troya 9 ya está escrito. ¿Por qué no lo publica?

La verdad eso ya no depende de mí. Cumplo ordenes, y seguramente el próximo año estará en la calle. En parte son órdenes de la editorial.

¿En qué cree Juan José Benítez?

Yo creo en las pequeñas cosas. Creo en el día a día, en el ahora, en nosotros y en el encanto de escuchar a las personas.

 

Perfil
Juan José Benítez
Edad: 62 años
País: España
Algunas obras: ‘El Enviado’ (1979), ‘Los astronautas de Yavé’ (1980), ‘Yo, Julio Verne’ (1988), ‘El misterio de la Virgen de Guadalupe’ (1989), ‘Mis enigmas favoritos’ (1993), ‘Ricky B’ (1997), ‘A 33.000 pies’ (1997), ‘Al fin libre’ (2000), ‘Mis ovnis favoritos’ (2001) y ‘De la mano con Frasquito’ (2008).

 

www.jjbenitez.com ©