J. J. Benítez presentó su libro «Los astronautas de Yavé»

La información sobre los «OVNIS» es «tabú» en todo el mundo

ABC – 20 de diciembre de 1980

MADRID (Alfredo Semprún). «Son cientos y cientos de entrevistas. Miles de averiguaciones. Centenares de miles de kilómetros los que llevo recorridos siguiendo este tema que me apasiona. Y todo ello respalda mi rotunda afirmación: Sí. Rotundamente, sí. Creo en los «ovnis» y estoy seguro de que proceden de otros planetas…»

J. J. Benítez es un periodista nacido en Pamplona en el año 1946. Tras una rápida y brillante etapa profesional que inició en «La Verdad», de Murcia –estrenando su licenciatura conseguida en la Facultad de Navarra- y finalizó en «La Gaceta del Norte», de Bilbao, tras un periodo de tiempo en afianzar su prestigio en las veteranas páginas de «El Heraldo de Aragón» zaragozano, se dedicó de lleno al tema de los «Objetos voladores no identificados» sobre el que, desde principios de 1979 hasta estas fechas, ha escrito ya ocho libros.

El último de entre ellos, «Los astronautas de Yavé», acaba de ver luz pública de la mano de Planeta, y en él J. J. Benítez se adentra por el difícil camino del enfrentamiento –sin más armas que el producto de su investigación, la sinceridad de su juventud y el racionalismo-, con el apasionante misterio de la concepción virginal de María y del nacimiento de Jesús de Nazaret.

LA CURIOSIDAD, COMO EXPLICACIÓN

Basándose en los «Evangelios apócrifos», J. J. Benítez nos da a conocer una serie de detalles, olvidados por la Iglesia católica, sin ánimos de ensombrecer el maravilloso «plan» de la redención humana, pero exponiendo, asimismo, una hipótesis de trabajo que puede llegar a conmocionar los planteamientos teológicos.

-Si, como dices, estás tan seguro de que son naves tripuladas de origen extraterrestre, ¿puedes darme una razón con la que poder justificar esas continuas y múltiples apariciones sin otro objetivo aparente que el de crear polémica?

-La curiosidad. El estudio de nuestro planeta y nuestro comportamiento. Si pensamos que son seres superiores en inteligencia, en preparación técnica, superiores en todo, hay que aceptar su mayor pureza de sentimientos… ¿Qué crees tú que pensarán ante un fenómeno como el que nosotros, los terrestres, presentamos. Un mundo sumergido en la violencia, en el egoísmo, en la casi irracionalidad? ¿No es digno de estudio este fenómeno?

-Entonces… ¿No se presentan para «contagiarse»?

-No. Yo creo que si no se dan a conocer públicamente –en casos aislados sí lo han hecho y muchas veces- es debido a un extremado sentido de lo que es el respeto a la libertad. Respetan y no quieren inmiscuirse, ni interferir en nuestros asuntos…

-Pero, si como dices son tan puros… ¿Cabe pensar en ellos como víctimas de un egoísmo de tal magnitud? ¿No podrían ayudarnos?

-No sé lo que piensan con exactitud. Por desgracia, no he hablado con ellos. Sólo tengo al alcance de experiencias de gentes de muchos países del mundo que sí lo han hecho…

EL TEMA «OVNI», «TABÚ» EN EL MUNDO

-¿Merece la pena, desde un punto de vista económico, el esfuerzo que estás realizando?

-Los libros me permiten «ir tirando», seguir en mi camino de investigación, con más o menos dificultades…

-¿Ayuda oficial?

-Ninguna. Al contrario, el acceso a los conocimientos oficiales sobre el tema «ovni» es algo «tabú» en todo el mundo… Sólo a nivel particular, militares, pilotos, etc., son los que te ayudan…

-¿Echas de menos el periodismo?

-A los compañeros, el ambiente de redacción, sí, naturalmente. Pero, en realidad, sigo haciendo periodismo. Mis libros, al fin y al cabo, no dejan de ser reportajes amplios, extensos pero reportajes…

-¿Tienes que sufrir mucho por la indiferencia de la gente?

-¿Indiferencia? No se puede hablar de indiferencia. Me tropiezo con muchos escépticos, eso sí… Pero no trato de convencer a nadie. Simplemente investigo y doy a conocer el resultado de mis investigaciones, en la esperanza de aportar algo al bien común. Si algo me pudiera llegar a doler, sería la incomprensión únicamente…

-¿Tienes algo en preparación?

-Dos libros que prácticamente ya están en la calle y otros cuatro en preparación…

-¿Tan amplio es el tema?

-Podríamos escribir cientos y cientos de libros. Prácticamente está todo por decir sobre los «ovnis».

 

© www.jjbenitez.com