PLANETA ENCANTADO

MIRLO ROJO

Antes de morir, Mirlo Rojo me hizo una advertencia: "si haces pública esta información, podrías sufrir un accidente que pondría en peligro tu vida"

La información del presente trabajo proviene de un alto funcionario de Estados Unidos, cuya identidad no puedo revelar. Él forma parte de una historia, una historia oscura, que seguro no creerá... Pero mi deber es ese, sembrar la duda.

Desde tiempos inmemoriales, la historia de la Humanidad tiene registrado misteriosos fenómenos en la Luna. 

En la década de 1950, soviéticos y norteamericanos se embarcaron en una loca carrera de armamento, período conocido como la guerra fría. Una etapa peligrosa en la que se fabricaron miles de bombas...

Y, de pronto, soviéticos y norteamericanos experimentaron un brusco cambio. De la noche a la mañana, URSS sorprende al mundo lanzando el primer satélite artificial: el Sputnik (4 oct. 1957). Estados Unidos se enganchó también en la carrera espacial. El mundo se preguntaba ¿qué ocurría?. ¿Por qué tanto interés por conquistar el espacio, sobre todo la Luna?. Los soviéticos y norteamericanos siguieron con sus lanzamientos sin explicar los auténticos intereses...

"Esta fue, la única y secreta verdad..."

Según Mirlo Rojo, todo empezó en la década de 1940. En esas fechas se registraban intensas oleadas OVNI en el mundo, que pusieron en alerta a militares soviéticos y aliados. Para ellos estaba claro: aquellos objetos, aquellas naves, no eran humanas. Concibieron la necesidad de reforzar los sistemas de defensa y dar absoluta prioridad al espacio. Durante una década fueron confirmando lo que ya sabían. En total, sin contar con las imágenes de la URSS, NASA, recibió 230.000 fotografías del satélite natural. Muchas de las imágenes, presentaban "muros" o "carreteras" paralelos de kilómetros de longitud. 

El Apolo XI fue lanzado en Florida el 16 de julio de 1969. Astronautas: Neil Armstrong, Edwin E. Aldrin y Michael Collins. Ya en el viaje de ida, los astronautas vieron una serie de "anomalías" que fueron ocultadas a la prensa mundial. Una vez posados sobre la luna, Armstrong, registró una fuerte subida de la frecuencia cardiaca (hasta 150 latidos por minuto)... La frecuencia de Aldrin no pudo ser detectada ya que su traje espacial no estaba conectado a la consola de información biomédica... Según Mirlo Rojo, estaban observando varias naves y seres muy altos, con trajes blancos y ajustados. Cuando deseaban filmarlo, naves y seres desaparecieron.

"No crea nada de lo que vea. Juzgue por si mismo"

Parte de estos incidentes se filtraron a la opinión pública, gracias a radioaficionados que lograron captar la conversación entre Armstrong, Aldrin y Houston. NASA como es de esperar, lo negó todo calificándolo de ridículo. 

Y llegó la hora de la verdad, la secreta razón por la que fueron a la Luna... Ésta fue la única y secreta verdad. Al norte del cráter Moltke, Armstrong y Aldrin filmaron una increíble construcción. La película de 14 minutos jamás fue difundida por NASA. Mirlo Rojo fue uno de los pocos norteamericanos que tuvo acceso a ella. Más adelante en nuevas misiones espaciales a la Luna, siguieron grabando los edificios en ruinas, después cumplido el objetivo militar, esas edificaciones fueron destruidas. Los militares no permitían la presencia de dichas ruinas, podría provocar el caos en la Tierra. Eso dijeron...

J. J. Benítez. Más detalles en la colección DVD y libros Planeta Encantado.

www.jjbenitez.com ©