D. Enrique López Guerrero en febrero de 2009 (Foto: Blanca).

DON ENRIQUE

          Los amigos, poco a poco, dejan de asomarse a la ventana de la vida, y se van. El último  (25 de septiembre 2010) ha sido don Enrique López Guerrero, párroco que fue de la localidad sevillana de Mairena del Alcor. Tuve la fortuna de conocerle en 1974, cuando investigaba un caso ovni. Nos hicimos amigos. Junto al padre Felices fue el cura más valiente que he conocido. En septiembre de 1968, en plena dictadura franquista, el diario ABC publicaba unas declaraciones de don Enrique en las que se mostraba convencido de la existencia extraterrestre, y mucho más. Aquella audacia le costó un par de disgustos, pero se mantuvo firme en sus ideas. Y así ha sido hasta el final. Don Enrique nunca imaginó que sería recordado, no sólo por su gran corazón, que también, sino, sobre todo, por su defensa a ultranza de los ovnis. Bromas del Destino. Ahora sabe más que nosotros sobre el asunto y, no obstante, seguirá mirando a la lejanía del universo. Estoy seguro.

 

El padre López Guerrero junto a Luis Jiménez Marhuenda (izquierda) y Rafael Farriols  en Alicante (marzo 1980). (Foto: J.J. Benítez).

 

 

www.jjbenitez.com