MANU LARRAZABAL

El doctor Manu Larrazabal ha partido hacia MAT-1.

Fue mi querido maestro de kábala durante treinta años. Fue mi confidente y amigo...

Él me enseñó a leer en el corazón del ser humano. Y comprendí que nada es lo que parece.

Él me abrió el vaso de Pandora de lo invisible y me hizo comprender que "sólo estamos de paso".

Él me enseñó a amar -un poco más- al Gran Kabalista: Jesús de Nazaret.

Él me habló de las infinitas espirales del AMOR en las que andamos y en las que andaremos...

Manu se quedó dormido y ha despertado en mitad de su sueño favorito: el reino de lo imposible (lo único realmente bello).

Ahora me enseñará otros secretos, mucho más notables y azules.

Feliz vuelo, querido maestro...

 

www.jjbenitez.com