Andreas Faber-Kaiser

 

Y un día, tú también te fuiste

Cayeron tus velas, sin viento

El velero de tu corazón ha partido,

Abandonando los pantanos de este mundo.

 

Como un sueño, has volado con el Gran Contramaestre.

Han quedado atrás los potros salvajes de la juventud.

 

Tu galope es ahora de luz

Como otro milagro,

Eres sinfonía temblorosa entre los luceros.

 

Te has hecho joven sin nacer

Tu vuelo me recuerda el dorado de la mariposa

 

Eres la promesa cumplida

Y la luz que tanto deseaste

                        

 

El Planeta de J. J. Benítez

www.planetabenitez.com - www.jjbenitez.com © ®