BALLESTER OLMOS:
De ufólogo científico a titulado fraudulento 

Dicen que representa el rostro serio de la ufología española. Pero en el rictus no está el honor. Está en las palabras y en los hechos. Desde sus inicios en el mundo de la ufología, Vicente Juan Ballester Olmos, el hombre que representa el "lado oscuro" de la ufología, ha presumido de su carácter científico, credibilidad y seriedad; de su "rigor académico" y su "escepticismo sano".
No voy a entrar a valorar la calidad o no de sus trabajos. Hay en esta web sobrada información sobre este asunto. Tampoco entraré a analizar su implicación, que no es poca, en la turbulenta desclasificación de los hasta 1992 archivos secretos del Ejército del Aire en cuanto a los OVNIs se refiere. Sirva, únicamente, afirmar que en mi opinión, y la ristra de evidencias ocuparía un libro, este ciudadano valenciano de 52 años ha colaborado en el desprestigio público del fenómeno OVNI.
Pero al grano…

 

Sr. Ballester-Olmos:
Nunca consiguió un título universitario

 

Las palabras

Reza la solapa de una de sus cinco obras publicadas, "Enciclopedia de encuentros cercanos con los OVNIs" (1987), que "su paso por la universidad lo cualifica para el análisis del problemas".
No seré yo quien dignifique a una persona, ni siquiera a un investigador OVNI, por poseer tal o cual título. Creo que para aproximarse a este fascinante enigma, la formación autodidacta y multidisciplinar es fundamental. Pero si alguien, en este caso Ballester Olmos, presume de tal circunstancia académica, que mienta en este aspecto sí resultaría criticable.
Y esto es lo que ocurre. A continuación voy a exponer una larga serie de referencias que demuestran su presunción de titulado universitario. Un auténtico escándalo. Vayamos con él:


*"La perseverancia y capacitación científica de Vicente-Juan Ballester Olmos, ingeniero de profesión…" (Entrevista en diario "El Mercantil Valenciano", 23 de octubre de 1992).

*"Estudioso de diferentes disciplinas como física, estadística, informática… situándose en la vanguardia de la ufología científica europea".

*"Cursó ciencias físicas e ingeniería técnica industrial. Diplomado en programación de ordenadores por IBM…" (Referencia de la contraportada de su libro "Los OVNis y la Ciencia).

*Hace unos años se creó el boletín "European Journal of UFO and Abduction Studies". En sus estamentos fundacionales se puede leer: "Se trata de una iniciativa de Craig Roberts, un ufólogo británico… Los escritos científicos que se presenten serán seleccionados por un comité de redacción riguroso integrado por ufólogos como Vicente-Juan Ballester Olmos (España), Joaquín Fernándes (Portugal)…".

*En 1992 se fundó otro grupo en Rusia llamado Consejo Científico y de Análisis de los relativo a los OVNIs y proyecto SETI formado por destacados especialistas internacionales. En sus principios, el fundador del colectivo cita una larga serie de científicos rusos y ucranianos que participan en el proyecto y añade: "Al colectivo también pertenecen algunos científicos e ingenieros del Oeste como V. J. Ballester Olmos (España), Thomas Bullard (Estados Unidos), Richard Haines (Estados Unidos…)…."


*En 1995, el responsable de este colectivo, tras tener referencias por parte de cuatro investigadores zaragozanos de las andanzas de Ballester Olmos, lo defiende asegurando que "puedo dar fe de la validez científica del profesor Ballester Olmos".

*"Vicente-Juan Ballester Olmos, ingeniero valenciano que se ha destacado por su rigurosidad al abordar el fenómeno OVNI…" (Enciclopedia OVNI, editorial Protusa). Nota: la autora del diccionario le solicitó un pequeño extracto de su currículum, algo que por ejemplo también hizo con quien firma estas líneas.

*"Sin embargo, la investigación ufológica más seria, científica y rigurosa pasa necesariamente por Vicente-Juan Ballester Olmos, valenciano de cuarenta años, gerente del departamento de seguros de Ford España y estudioso de Física, Estadística, Informática, etc."


*"El director de investigaciones de la Fundación Anomalía, el profesor Vicente-Juan Ballester Olmos, dijo hoy a EFE que con la entrega de este último expediente termina la desclasificación… El científico señaló que el proceso de desclasificación no se desarrolla bajo el beneplácito de todos los estudiosos…" (Noticia fechada por la agencia EFE en Valencia el 7 de septiembre de 1997).


*"Perito industrial, mejor dicho, ingeniero técnico industrial, Ballester Olmos…" (En presentación de entrevista en RNE en junio de 1992).


*"Este libro es fruto de varios años de trabajo… y trata de ofrecer una alternativa científica desde una perspectiva universitaria" (Mailing personal a decenas de investigadores a raíz de la publicación de su libro Enciclopedia de Encuentros Cercanos con los OVNIs".).

*En 1985, la Caja de Ahorros de Vitoria patrocinó unas jornadas ufológicas con la presencia de J. del Oso, J. J. Benítez, Enrique de Vicente… Los "escépticos" protestaron a los organizadores y propusieron un congreso paralelo. Quien diseñó la iniciativa fue uno de los primeros escépticos españoles, Félix Ares de Blas. En una carta que dirigió al director de dicha entidad, De Blas propuso nombres y presupuestos. Más adelante, otro escéptico, L. Hernández Franch, señaló al mismo gerente lo siguiente, una vez que el congreso pareció que iba a realizarse tras haber contactado a los posibles conferenciantes: "En total son seis invitados… así como recibir de manera oficial la importante confirmación citada, en especial para el ingeniero señor Ballester Olmos de Valencia, que suplicaría le enviaran un giro o la posibilidad de cobrar al llegar a Vitoria. Es ingeniero de la empresa Ford de Almusafes y nos ha pedido disculpas por verse precisado a hacer dicha petición… Esperamos que se de el mismo trato a este personal científico en este acto como que el se dio al no cualificado del anterior acto ".


*El mismo autor, en una carta posterior, insitía en esto: "Dada la indiscutible solvencia científica de los conferenciantes en el simposio propuesto, esperamos que usted de órdenes para que seamos considerados no más, pero nunca menos que los anteriores conferenciantes (los arriba citados), que pertenecen a otra línea puramente testimonial".


La realidad

Podríamos mostrar muchos más ejemplos similares, pero creo que son suficientes.

La realidad, respecto a estas palabras, es bien otra. Las investigaciones del periodista valenciano Vicente Moros desvelaron que la capacidad científica de Ballester Olmos era la siguiente, según palabras -grabadas en cinta magnetofónica- del interesado: a finales de los sesenta se matriculó durante dos años en "peritaje industrial". Y según sus propias palabras, "no aprobé ni una sóla asignatura".

Una vez que se desveló la verdad, y ésta se hizo pública, Ballester Olmos escribió lo siguiente en su obra Expedientes Insólitos (1995). Ruego, por favor, comparen los antes expresado con su, al final, confesada realidad: "Mi dedicación juvenil fue absoluta y mi entrega a esa incógnita que estaba descubriendo, excesiva. Tanto que aborté el progreso de una carrera universitaria en ciernes. Durante aquellos años, después de terminar Bachillerato Superior, comencé Físicas e Ingeniería Técnica Industrial, que abandoné… Actualmente, soy responsable de la gerencia de riesgos en una multinacional del automóvil".

¿Por qué no dijo esto desde el principio, alimentando un supuesto currículum como científico? Hubo que esperar a que se descubriera la verdad para que la confesara. Así se escribe la ufología científica de Ballester, un hombre que, como hemos visto, era presentado como ingeniero de la Ford… Y resulta, bendito él, que era gerente de riesgos. Creo que entre ambas cosas dista un enorme abismo.


Por la boca muerte el pez. Y es que erre que erre. Tras su confesión, Ballester, como hemos visto, volvió a mentir (agencia EFE en 1997), y se le presentaba como profesor y científico… ¡Ahí es nada!
Y, por cierto, pocas páginas más delante de su confesión en la obra Expedientes Insólitos, Ballester Olmos escribía en relación a un grupo de investigación creado por él mismo a finales de los setenta: "Los reunidos, una amplia representación de los treinta doctores, licenciados, ingenieros y analistas del Consejo de Consultores, emitimos un comunicado de prensa que decía, entre otras cosas:… consideramos que las observaciones ovni deben ser materia para análisis científico… Este equipo multidisciplinario abarca una amplia gama de ciencias y técnicas. Su objetivo principal consiste en coordinar los estudios analíticos y asesorar en aspectos técnicos a aquellos que lo requieran".

Y esto, insisto, lo dice sólo unas páginas más delante de su "confesión".
Nunca hubo mejor dicho: "Por la boca muere el pez".


Por Bruno Cardeñosa

 

www.jjbenitez.com ©