CUARTO JUICIO: 2007

LOS INQUISIDORES, CONDENADOS 

Las nuevas generaciones tienen derecho a saber la verdad.  En el “lado oscuro” existe una fauna muy peculiar: unos individuos que enarbolan la bandera de la ciencia y que, sin embargo, se comportan como inquisidores, arremetiendo contra aquellos que piensan de forma diferente.  Suelen agruparse  en asociaciones estrambóticas, como es el caso de A R P (Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico) o el Círculo Escéptico, como si el pensamiento pudiera ser crítico, blanco, negro, pobre o rico, e ignorando que el escepticismo es una corriente filosófica que niega la capacidad del hombre para descubrir la verdad.

“Desde su creación –escribe ARP- la asociación ha alertado repetidamente del peligro que supone para nuestra sociedad el avance de la irracionalidad.  La mayoría de las personas carecen de la preparación, la información o el sentido crítico necesarios para poner en duda las afirmaciones que escuchan e este tipo de programas (se refieren a la serie de televisión “Planeta Encantado”), y estas carencias, unidas a su buena fe, las hace especialmente vulnerables frente a los engaños. Las majaderías más inverosímiles dichas por ufólogos, astrólogos, sanadores o “investigadores de lo paranormal” son aceptadas sin la menor vacilación o, cuanto menos, puestas en pie de igualdad con la información que proviene de la ciencia y la investigación rigurosa……”

Y amparándose en una ciencia que no conocen –la ciencia duda, jamás pontifica- injurian, mienten y se disfrazan de científicos.

EJEMPLOS DE RIGOR Y RACIONALIDAD

      Uno de estos salvadores de mayorías incultas es L.A.Gámez.  Durante años, como se verá a continuación, he soportado las acometidas de este supuesto científico.  He aquí algunos ejemplos de su “ponderación”:

       •  De montajes, Benítez sabe un rato.

       •  Su palabra, hace tiempo que no vale nada.

       •  Estamos ante una muestra más de hermanamiento de la izquierda y la derecha en la superstición y en la estupidez (Se refiere a la reposición de “Planeta Encantado” en TVE  bajo un gobierno de derechas (PP) y de izquierdas (PSOE).

        •  Esta bazofia (se refiere al citado programa de televisión “Planeta Encantado”)…

        •  Su negocio se basa en la mentira, el engaño y la tergiversación.

        •  Benítez ha engañado al público.

        •  Descubrir los sucios manejos de un destacado miembro del club del misterio pone en entredicho a todos.

        •  No duda en disfrazar de auténtico un documento descaradamente falso.

        •  Más grave resulta, no obstante, que a Benítez no le crea ni su hijo.

        •  Que no se sepa algo no da carta blanca para decir sandeces, que es lo que hace el reportero de lo paranormal.

        •  El fabulador navarro vuelve a incurrir en ese racismo tan del gusto de los amantes de la arqueología fantástica.

        •  Es una lástima que TVE haya seguido el juego a este inventor de misterios.

        •  Benítez se basta y se sobra para desenmascararse a sí mismo.

        •  “Planeta Encantado” (demuestra) que la necedad está hondamente arraigada en nuestra especie.

        •  Juan José Benítez  falsea la situación histórica.

        •  Sólo oscureciendo la escena se puede engañar al público.

        •  Programas como éste (“Planeta Encantado”) demuestran lo fácil que es que cualquier iluminado o estafador engañe a la población.

       •  …Quienes seguimos una línea alejada del sensacionalismo y el comercialismo, no atacamos a las personas sino que mostramos las inexactitudes, tergiversaciones y manipulaciones, en que incurren quienes solo buscan en el tema el beneficio económico.

      •  Los titulares llamativos y las frases impactantes son algo a lo que no  solemos recurrir los escépticos.

      • Como periodista, creo que uno de los principales errores que cometemos los críticos a la hora de participar en debates con creyentes es que tememos perder la compostura y no provocamos impactos emocionales en el público.  Se imaginan lo que pasaría si, en medio de una discusión, le acusásemos a un conocido novelista y ufólogo de fomentar el consumo de drogas por hacer viajes astrales bajo el efecto de alucinógenos, si le preguntásemos a un patibulario expresentador televisivo si ha contactado con los ummitas, como anunció a finales de los 70, o si le dijésemos a cualquier charlatán: ¿Se cree usted de verdad todas las tonterías que ha escrito?. Seguro que, de cara a la opinión pública, esas interpelaciones iban a ser, al menos, tan efectivas como los sesudos argumentos que solemos esgrimir los escépticos.  La ventaja es que, además, ofreceríamos espectáculo, la gente se reiría con nosotros y, posiblemente, nuestro interlocutor acabaría perdiendo los nervios.

        • Quizá por ser bilbaino (País Vasco. España), me repugna especialmente que se me tache de terrorista y que se me apunte la posibilidad del empleo de métodos fascistas en la guerra intelectual contra la estupidez.

1-  LA Gámez a Iker

 

Rolling Stones -Portada- Vendedores de misterios.

        •  Antonio Ribera había publicado media docena de libros sobre ovnis cuando fue a entrevistarle un joven periodista de La Gaceta del Norte.  Aquel encuentro supuso un “punto y aparte” en la vida de Juan José Benítez, que vio en los ovnis el filón que le iba a permitir cobrar notoriedad y ganar un dinero impensable para un reportero de provincias.

       •  La carrera del periodista navarro se vio definitivamente impulsada hacia el estrellato en 1976 cuando el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire le entregó unos documentos reservados sobre avistamientos de ovnis.  Ni corto ni perezoso, Benítez publicó los informes y se los atribuyó, “falsamente” al Gobierno Español para así conseguir todo un éxito de ventas, “Ovnis: documentos oficiales del Gobierno español”.  Con el paso de los años, Benítez se dedicó a escribir, con un estilo novelado, libros sobre casos que sólo él conoce.  Ignorante de la literatura ufológica internacional, el novelador navarro ha sido capaz de ir más allá que Fernando Sesma en su “delirio platillista”.

Certamen Internacional del Circo Ovni:

DOBLE MORAL

Resulta paradójico, por no utilizar un término más contundente, que un representante tan cualificado de la ciencia, según él, defienda la racionalidad y el avance del pensamiento crítico y, al mismo tiempo, colabore (y cobre) en un grupo periodístico que publica, a diario, anuncios de videntes, echadores de cartas, brujos de todo tipo, santeros y futurólogos.  Los periódicos en cuestión cobran a razón de 0.8 euros por palabra (mínimo cuatro palabras) para las ediciones de Vizcaya (España) (sábados 1.10 euros y domingos 1.20 euros por palabra).  Para el resto de España, los periódicos del grupo cobran dichos anuncios de videncia a 0.9 euros por palabra en días de labor y a 1.22 y 1.36 euros si se trata de sábados o domingos, respectivamente.  Y me parece muy bien que cada cual se gane la vida como estime conveniente, pero no estableciendo un doble rasero y practicando el juego de la hipocresía.  La ciencia, la de verdad, no tiene nada que ver con sujetos así.

      

Anuncios sobre videncia - El Correo Español y el Pueblo Vasco.

 

Otro ejemplo de doble moral. Sin comentarios.

 

 Información sobre supuestos abusos deshonestos, firmada por L.A.Gámez, colaborador de un medio informativo que incluye anuncios de todo tipo de videncias, así como pornográficos. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

 

CONDENADO

En junio de 2007, harto de tanta basura, presenté una querella por injurias contra L.A. Gámez.

Con fecha 12 de ese mismo mes de junio, el Juzgado de Primera Instancia Nº 5 de Getxo (Vizcaya.España) dictó sentencia condenatoria contra el señor Gámez, colaborador de El Correo Español y el Pueblo Vasco.  La sentencia estableció una indemnización de seis mil euros, en concepto de daños morales (sentencia 97/07).

Al conocer el fallo del Juzgado, otros supuestos representantes de la ciencia se apresuraron a retirar sus insultos e injurias de sus respectivos “blogs”.  En realidad, la condena fue un aviso a los navegantes…

 

Sentencia completa.

 

Fax de El Correo Español y el Pueblo Vasco.

El País.

 

LA Gámez.

 

www.jjbenitez.com ©