FECHA: 18 de Febrero de 1954

LUGAR: Lossiernouth, Escocia

AUTOR: © Cedric Allingham

Tres días después sobre Escocia

Y aunque los casos de aterrizajes y fotografías ovni no son muy frecuentes en el Reino Unido, aquel año de 1954 iba a ser especialmente fructífero para los investigadores.
El 18 de ese mismo mes de febrero -tres días después del caso de las laderas del Old Man de Coniston-, otro asunto iba a conmocionar los círculos ufológicos. Veamos cómo ocurrió: Según el escritor, astrónomo aficionado y ornitólogo Cedric Allingham, había visto y fotografiado un objeto volante no identificado en los alrededores de Lossiernouth, población situada en la costa nororiental de Escocia.

Cedric Allingham

Allingham aseguró que un ser de aspecto totalmente humano y de unos seis pies de altura (1,80 metros) había salido del ovni, acercándose a él y conversando por espacio de cuarenta minutos.
El "hombre" en cuestión tenía un aspecto totalmente humano, excepción hecha de la frente, que era notablemente más elevada. Vestía un traje de una sola pieza, unido -al calzado, pero no llevaba escafandra.
El naturalista aseguró también que de los orificios nasales del "piloto" partían unos tubitos muy pequeños, que consideró como parte de algún equipo respiratorio. En el libro publicado por Allingham Platillos volantes desde Marte se afirma que el testigo llegó a conversar con aquel "hombre" mediante un lenguaje de signos. Cedric hace ver en su relato que el ovni procedía del planeta Marte. Curiosamente, estas fotografías son más parecidas aún a las de Adamski que las de Coniston...

     

Dos tomas obtenidas por Allingham.

 

Ampliaciones obtenidas por Allingham.

 

www.planetabenitez.com