1975

Lombardía: «sintió» la necesidad de salir al campo con su cámara

El caso de Antonio Gianuzzi, comerciante de verduras de la Lombardía, entra de lleno en el polémico terreno de los «contactados», que tantos dolores de cabeza provoca a los ufólogos «de salón» y a otros seudoinvestigadores.

Gianuzzi llevaba varios años preocupándose por el fenómeno ovni. Hasta que el 3 de marzo de 1975 «sintió» la necesidad de tomar su cámara y salir al campo.

Muy de mañana se puso en camino, buscando una zona solitaria y abierta. Y se situó a unos siete kilómetros de Lecce, su lugar de residencia. El cielo se presentaba despejado y limpio, con algunos restos de neblina matutina.

Al cabo de algún tiempo de espera, Gianuzzi vio brillar algo en el cielo. El objeto procedía del norte y emitía un ligero silbido. Una vez superado su miedo inicial, el testigo se echó la cámara a los ojos e hizo varias fotografías.

Al principio, el ovni, con una evidente forma de disco, no parecía emitir radiación luminosa alguna. Sin embargo, al cabo de algunos minutos, y al tiempo que aceleraba, comenzó a emitir una luz rojiza. la última foto nos muestra al ovni poco antes de que se perdiera en la misma dirección por la que había surgido.

Objeto fotografiado en 1975 por Antonio Gianuzzi; poco antes de partir emitió una potente luminosidad rojiza.

 

www.jjbenitez.com ©