1976

Argentina: foto sobre la marcha

Nada es difícil -pienso- cuando el ser humano se empeña en algo. Ni siquiera tomar una fotografía de un ovni «sobre la marcha»...

Así sucedió el 11 de julio de 1976 en la carretera de Victoria a la ciudad argentina de Diamante, en la provincia de Entre Ríos.

Serían las diez de la mañana cuando el señor Eduardo Gizzi conducía su automóvil por la mencionada ruta. En ese momento, confundió con un helicóptero. Pero, conforme el extraño aparato se fue aproximando al coche, Gizzi se dio cuenta que «aquello» no tenía hélices, ni se parecía a un helicóptero.

El objeto era circular, con una cúpula pronunciada en su parte superior. Y no hacía el menor ruido. De haber sido un helicóptero, el estruendo del mismo habría sido fácilmente identificable.

Y ante la sorpresa del automovilista, el ovni se situó a la derecha del coche, siguiéndolo por espacio de unos 15 o 20 segundos. Fue tiempo más que suficiente como para que el testigo, con rápido movimiento, tomara una máquina fotográfica e hiciera una única foto en color. Y lo hizo sin detener el vehículo. Inmediatamente, el ovni desapareció. Gizzi había utilizado una Kodak Instamatic, de fácil manejo, incluso con una sola mano.

 

El 9 de mayo de 1976 hacia las 18.30 horas. Silvia M. Weber obtenía la imagen de este objeto volador de gran luminosidad. El suceso tuvo lugar en Pehuenco Beach, en Argentina.

 

© www.jjbenitez.com