1980

Zaragoza: lanzaba «flashazos»

     Conozco a Juan González Misis desde hace más de diez años. Tuve la fortuna de trabajar con él en el diario Heraldo de Aragón de Zaragoza. Formábamos una pareja perfectamente compenetrada. Fueron tiempos hermosos -inolvidables- en los que recorrimos Aragón, siempre en busca de la noticia y del reportaje. Le conozco bien, como digo, y sé de su lealtad y honradez personales y profesionales. Difícilmente encontraré otro reportero gráfico como él...

     Por eso, cuando un buen día me comunicó que había visto un ovni y que había logrado fotografiarlo, le creí de inmediato.

El hecho sucedió en septiembre de 1980, hacia las tres de la madrugada. Juan González Misis se encontraba en su casa cuando, al asomarse a la ventana, observó en el cielo y sobre la vertical de Fuentes de Ebro un objeto brillante.

 

-Se movía hacia la izquierda y hacia la derecha -me explicó el fotógrafo-. Y también arriba y abajo. Me llamó la atención desde el primer momento que lo vi. Lanzaba fuertes destellos: algo así como «flashazos» y cambiaba constantemente de color. Pasaba del rojo al verde, etcétera.

 

Juan, con los excelentes reflejos que siempre le caracterizaron, tomó su cámara e hizo siete fotografías. Llevaba un teleobjetivo de 85 mm y película TRI-X (400 ASA), en blanco y negro. Las fotos fueron hechas a 1/30 de segundo y con una abertura de 3.8.

 

-Estuve contemplándolo durante una hora -me dijo­ y, por supuesto, inmediatamente me acordé de ti.

 

Segundo encuentro en noviembre

     En noviembre de ese mismo año, Juan González Misis volvió a «encontrarse» con otro ovni. Esta vez acompañaba a mi también buen amigo y mejor periodista Alfonso Zapater.

     -Fue en Villanueva de Gállego -me explicó el fotógrafo del Heraldo de Aragón-. Lo vimos sobre los campos militares. Tanto Zapater como yo bajamos del coche y nos adentramos en el campo. Y estuvimos viéndolo por espacio de 10 o 15 minutos. Tenía luces de colores -blancas, rojas y verdes- y se encontraba inmóvil a unos 800 o 1.000 metros de altura. Saqué la cámara y un tele de 205 mm y disparé antes de que se alejara.

 

© www.jjbenitez.com